Publicado el Deja un comentario

Noodles fritos de verano

Noodles, pronunciado “nudels”, es una palabra inglesa que podría traducirse como tallarines o fideos de origen oriental. 
 
Los noodles tienen mucha aceptación, son rápidos y fáciles de preparar. Recuerdo que en la casa de estudio de Amsterdam eran un ingrediente muy popular. 
 
Este tipo de pasta es más ligera que la mediterránea, su textura es más delicada, dejando el protagonismo a los ingredientes que la acompañan. Indicada también para sopas. Te darás cuenta de que sacia menos que la pasta italiana. Estate atento/a y no te pases. 
 
Hay varios tipos de fideos orientales, los ideales para esta receta son los udon o los somen, que están elaborados con harina de trigo. 
 
No te preocupes por el “frito”. En el mediterráneo entendemos por frito a algo con bastante aceite. Si te fijas en la receta, apenas lleva 1 cucharada de aceite de sésamo. Sería más adecuado llamarle noodles salteados, pero por respeto a la receta original he preferido mantener el adjetivo. 
 
RECETA DE LOS NOODLES FRITOS DE VERANO [1]
 
Para 3-4 personas.
 
Te enumero los ingredientes:
 
  • 500 g de fideos orientales
  • 500 g de tofu firme cortado a dados
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cebolla mediana cortada a medias lunas
  • 1 zanahoria mediana cortada a palitos finos
  • Media taza de maíz dulce. Recuerdo que 1 taza = 240 ml
  • Media taza de judías verdes, cortadas por la mitad y escaldadas
  • Cebollino picado
  • Entre 1 y 2 cucharadas de tamari
 
El primer paso es hervir los fideos siguiendo las instrucciones del paquete. Después los lavas con agua para que no se peguen. Resérvalos. 
 
Elige una sartén grande y honda, pon el aceite de sésamo. Añade la cebolla y saltea 1 ó 2 minutos. Añade el tofu, el maíz, las judías verdes y la zanahoria, saltea 1-2 minutos. En ese momento, coloca encima de la verdura los fideos, ya cocinados, y vierte sobre ellos entre 1 y 2 cucharadas de tamari. Tapa y deja cocinar a fuego medio-bajo 5 minutos, moviendo de vez en cuando. Al servir en el plato, añade cebollino picado por encima. 
 
Puedes añadir o cambiar alguna verdura y seguirá quedando bien. En mi caso no tenía judías verdes, así que utilicé guisantes congelados que herví previamente 2-3 minutos y después añadí al resto de verduras. 
 
También puedes utilizar varios tipos de tofu, el normal, a las finas hierbas, el japonés, etc. 
 

NOTAS
 
[1] Receta aparecida en el libro:
Kushi, A. y Esko, W. (1997). The Complete Whole  Grain Cookbook. Tokyo y New York: Japan Publications, Inc. Pág. 204. 
Be Sociable, Share!
Publicado el Deja un comentario
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *