Publicado el 2 comentarios

Macrobiótica para la COVID-19

macrobiotica en el coronavirus

Estoy seguro de que Michio Kushi hubiese interpretado todo lo sucedido con la COVID-19 como una prueba más de la degeneración biológica de la humanidad, lo hizo así con el SIDA y con el cáncer.

En el caso del cáncer y del SIDA, el movimiento macrobiótico propuso el cuidado de la alimentación, defendiendo que una dieta adecuada contrarrestaría las probabilidades de enfermar y aumentaría las de recuperarse. Con los años, la ciencia ha respaldado lo afirmado por la macrobiótica tiempo atrás, aunque también es verdad que comer bien no nos libra al 100% de la enfermedad. Por tanto, ¿qué hacer en caso de contraer el coronavirus?

La COVID-19 tiene peores consecuencias en quien más débil está, ya sea por edad o por patologías previas.

Entonces, ¿cómo fortalecemos nuestro organismo desde el punto de vista macrobiótico?

DIETA PARA LA COVID-19

Lo mejor es haber estado comiendo de forma saludable durante los años previos a la llegada de la COVID-19. De no ser así, y teniendo en cuenta que tampoco es bueno hacer cambios bruscos en tu alimentación, te recomendaría aproximarte progresivamente a lo siguiente:

  • Reduce en lo máximo posible los alimentos extremos. Los alimentos extremos son: alcohol, azúcar, lácteos, frutas tropicales, especias picantes, harinas blancas, huevos, carne, salazones.
  • Intenta que en tu dieta predominen los alimentos moderados. Los alimentos moderados son: cereales integrales, hortalizas y verduras, legumbres,… cantidades pequeñas de frutos secos y semillas, aceite de sésamo y de oliva, algas y pescado.
  • Prepara de forma repetida alimentos/platos moderados yang. Estos platos incluyen: sopa de miso, kinpira y nishime. Entre las verduras, usa más las de raíz (zanahoria, bardana, daikon, rabanito).
  • Dieta variada. Intenta utilizar una amplia variedad de alimentos para asegurar un aporte nutricional equilibrado.
  • Calorías suficientes. Sabemos que el sistema inmune baja cuando no comemos lo suficiente. Asegúrate de comer bastante. Existe una tendencia en macrobiótica a comer de forma escasa.

ESPECIAL CUIDADO AL SISTEMA RESPIRATORIO

El virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, afecta principalmente al sistema respiratorio. Para el cuidado de éste la macrobiótica aconseja:

  • Todos los puntos anteriores

Atendiendo especialmente a:

  • Nada de lácteos ni harinas, ya que son productos que suelen afectar más al sistema respiratorio.
  • Más hojas verdes, que favorecen el buen funcionamiento del sistema respiratorio. Especialmente recomendadas: berros, rúcula, hojas de rabanitos o nabos, perejil.
  • Usa como cereal principal el arroz integral. Otra opción es el arroz integral con un 10-20 % de centeno.
  • Suficiente agua, en forma de tés, sopas y agua mineral a temperatura ambiente.
  • Remedios macrobióticos: té de daikon, té de raíz de loto.
  • Usa el sabor picante del jengibre y la mostaza.
Be Sociable, Share!
Publicado el 2 comentarios

2 comentarios en “Macrobiótica para la COVID-19

  1. Se consideraría “picante” Al consumo de Kimchi?
    Se asume que refuerza la fortaleza del sistema inmunológica!

    1. En este caso, aunque es picante, yo no lo incluiría en los alimentos a evitar. Por un lado, es un alimento fermentado, con lo cual el tiempo, el peso y la sal necesarios para su elaboración compensa el yin del picante. Por otro, su patrón de consumo -muy pequeña cantidad- no desequilibra la dieta.
      Saludos, Mario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *