Publicado el

Bulgur, un clásico de la macrobiótica mediterránea

Mientras que en la macrobiótica tradicional existe un predominio del arroz integral sobre los otros cereales, en distintas partes del mundo esta relación cambia. En el caso de la región mediterránea ese protagonismo lo comparte con el trigo.

El trigo es más difícil de digerir que otros cereales y por eso la cultura encontró distintas formas de facilitar su digestión, transformando el grano en pan, pasta, cuscús o bulgur.

¿QUÉ ES EL BULGUR?

El bulgur o burghul (es así como lo pronuncian los árabes) es un grano de trigo duro que ha sido cocido en agua, después secado, refinado y cortado. El resultado es el que podéis ver en la fotografía realizada exclusivamente para Macrobiótica Mediterránea, que nos permite ver los detalles del corte.

bulgur en alimentación macrobiotica

De esta forma el trigo es mucho más fácil de digerir y más rápido de preparar. Aunque esté refinado el hecho de haberlo cocido con el germen y el salvado hace que ciertos nutrientes pasen al endospermo que es la parte del grano que queda en el bulgur.

¿CÓMO PREPARALO?

Si alguna vez has preparado cucús, te diré que el bulgur se prepara de la misma manera pero utilizando la proporción 1:2, es decir 1 medida de cereal y 2 de agua. Te explico:

Pon en una olla o sartén honda, 2 vasos de agua y 3 pizcas de sal (1 pizca = lo que coges con dos dedos). Cuando esté hirviendo añade 1 vaso de bulgur, reparte bien en el fondo de la olla, para el fuego, tapa la olla y espera alrededor de 20 minutos. Después ves rascando con un tenedor con cuidado para ir separando el grano.

UNA RECETA CON BULGUR

Para que puedas llevar a tu mesa un plato con bulgur aquí te presento una receta de Denny y Susan Waxman que aparece en su libro The Complete Macrobiotic Diet (todavía sin traducción al español) y del que ya puedes disfrutar en Macrobiótica Mediterránea.

Ensalada de bulgur

Vas a necesitar:

  • ½ vaso de pepino cortado a rodajas
  • ½ vaso de cebolla roja cortada finamente
  • ½ vaso de bulgur y 1 vaso de agua
  • Perejil picado, 1 tomate
  • Para el aliño: 3 cucharaditas de aceite de oliva, pizca de sal, 1 cdta. de zumo de limón

Elaboración:

  1. Corta el pepino y la cebolla finamente, añade dos pizcas de sal. Mézclala suavemente y pon un plato encima con peso. Déjalo así durante el tiempo que cocinas y preparas el resto de ingredientes.
  2. Pon el agua a hervir con dos pizcas de sal. Cuando esté hirviendo añade el bulgur, reparte bien, tapa la olla y espera 20 minutos.
  3. Pica el perejil y parte un tomate a dados.
  4. Mezcla el aceite, la sal y el limón. Si quieres puedes sustituir la sal por vinagre de umeboshi (1 cucharadita).
  5. Una vez cocinado el bulgur deja enfriar unos minutos y mezcla todos los ingredientes. Añade el aliño al final.

Un próximo lanzamiento…

Si te ha gustado el post de hoy y te interesa dominar el trigo y otros cereales, me complace anunciarte el lanzamiento de un curso que nos ha ocupado varios meses y largas horas de trabajo: Cocina Cereales.  Una inversión que valdrá la pena si te permite de una vez por todas dominar eso a lo que llamamos cereales y que, cuando empezamos con la macrobiótica, todos pensamos que son esos “krispis” del desayuno.

MBM Cocina Cereales – Anuncio 1: Cereales integrales y nada más from Macrobiótica Mediterránea on Vimeo.

Si no te aparece el vídeo, pincha en “Anuncio 1: Cocina Cereales” para poder verlo.

Be Sociable, Share!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *