Publicado el

Food Matters, el documental

Food Matters [La comida importa] es un documental que intenta aportar más consciencia sobre aquello que comemos. ¿Qué tiene en común con la macrobiótica? ¿Por qué incluirlo en este blog?

Me gusta poner a la macrobiótica dentro de un marco más amplio al que llamo alimentación consciente. La alimentación consciente es comer sabiendo el efecto que nos produce lo que comemos. El mensaje final de la macrobiótica no es “come esto o come aquello”, sino “date cuenta del efecto y elige”. Los conocimientos de la macrobiótica junto con libros y reportajes de otras corrientes, como es el caso de Food Matters, inician una época donde la responsabilidad de nuestra salud está en nuestras manos y no en las de ningún otro.

Food Matters es un documental realizado por James Colquhoun y Laurentine ten Bosch, que consiste en una serie de entrevistas a expertos de nutrición y salud natural a nivel mundial. Estos expertos dicen: “Estamos haciendo daño a nuestros cuerpos con una alimentación indebida, sin embargo, el tipo correcto de alimentos, suplementos y procesos de desintoxicación, pueden utilizarse para tratar enfermedades crónicas y casos terminales de cáncer”.

Al principio del post podéis ver el trailer con subtítulos en español.  Para verlo completo podéis acudir a Youtube, donde se encuentra dividido en 5 partes. Para aquellos que no tengáis tiempo o prefiráis leer, he elaborado un resumen en 8 puntos de donde extraer lo más importante.

1. LA COMIDA DE HOY

Gran parte de la comida a la que tenemos acceso actualmente es deficiente y tóxica.

Deficiente nutricionalmente porque la calidad de los suelos donde se cultiva y del aire que la rodea no es buena, porque en el momento en que llega a nuestros platos hace días o semanas que ha sido cosechada, y porque el hecho de procesarla resta nutrientes y fuerza vital al alimento.

Tóxica por culpa de los químicos utilizados en el cultivo o crianza de nuestra comida. A las plantas se las rocía con todo tipo de herbicidas, insecticidas, fungicidas, etc. cuyos restos, aunque sea en mínimas proporciones permanece en lo que comemos. Los animales son tratados con antibióticos y hormonas con el fin de mejorar la producción. Los adictivos que en muchas ocasiones se utilizan en la comida procesada traen efectos secundarios. Uno de estos adictivos es el aspartamo, del cual puedes leer más en Macrobiótica sin aspartamo.

2. COCINAR NOS QUITA NUTRIENTES

El hecho de cocinar los alimentos disminuye los enzimas necesarios para una correcta digestión. Los enzimas, microorganismos vivos, nos ayudan a digerir los alimentos. En el documental se cita al Dr. Kouchakoff, que afirma que si más del 51% de la dieta está cocinada, el cuerpo reacciona como si la comida fuera un cuerpo extraño del cual hay que defenderse, restándonos energía. Conclusión: necesitamos lo crudo.

Los estudios sobre alimentación anticáncer también recomiendan incluir lo crudo en nuestro menú . Estos son datos que se oponen con lo propuesto por la macrobiótica tradicional, que apuesta por lo cocinado y una pequeña cantidad de crudo, sobre todo en los meses de calor. Esto me recuerda a lo que dijo el Dalai Lama en una ocasión: “Si los nuevos conocimientos contradicen las escrituras, hay que cambiar las escrituras”. Los datos acerca de lo conveniente de incluir alimentos crudos en la dieta aconsejan una revisión de la teoría macrobiótica.

3. SUPERALIMENTOS

Existen alimentos que por su alto contenido en nutrientes y su facilidad de absorción nos aportan altos beneficios. Tal es el caso de la espirulina, la hierba de cebada o el cacao. Un breve apunte de cada una de ellas:

  • Espirulina: es el superalimento más rico en vitaminas A, B1, B2, B6, E y K. Tiene 10 veces más proteínas que la carne, y además se absorbe mejor. Aporta fitoquímicos importantes en la lucha contra el cáncer. Mejora la anemia y ayuda a desintoxicarnos de metales pesados. Aporta grandes cantidades de hierro, potasio, calcio, fósforo, magnesio, cromo, sodio y zinc.
  • Hierba de cebada:  tiene 10 veces más calcio que la leche, 5 veces más hierro que las espinacas y 25 veces más potasio que los plátanos. Tiene efectos alcalinizantes, anti-inflamatorios y  y desintoxicante.
  • Cacao: mayor fuente de magnesio (que fija el calcio a los huesos y previene la osteoporosis) y antioxidantes que podamos encontrar en la naturaleza. También contribuye a elevar nuestro estado de ánimo

En el documental también se citan las semillas de chia, la maca, la miel, las bayas goji y la equinacea. Existen varias casas donde poder obtener estos productos. Personalmente me gusta  Salud Viva por su variedad y calidad.

4. PRIMERO LIMPIA LA CASA, DESPUÉS COMPRA MUEBLES NUEVOS

No sólo se trata de comer lo más adecuado sino de limpiar el organismo de aquello que ha estado entrando durante años. Charlotte Gerson menciona en Food Matters lo que en macrobiótica se conoce como período de reajuste, que consiste en la aparición de síntomas molestos (fiebre, dolor de cabeza, picores, etc.) cuando dejamos de consumir sustancias tóxicas o desfavorables para el organismo como el azúcar, los estimulantes, grasas trans, exceso de carne, etc. y pasamos a una alimentación más natural. Estos síntomas aparecen porque el cuerpo se está adaptando a la nueva alimentación y trata de eliminar los restos de la antigua. El proceso de eliminación que podemos facilitar al adoptar una serie de medidas desintoxicantes.

Cuando dejas de presionar las toxinas sobre el sistema [cuando dejas de tomarlas], comienzan a emerger, y de hecho, si sólo cambias tu dieta hasta el punto de comer todo biológico liberarás todos esos venenos, los cuales ingresan en el torrente sanguíneo y en el hígado, y a menos que ayudes al hígado a deshacerse de ellos pueden causar más daños. Es un error, una terapia a medias. La otra mitad de la terapia es la desintoxicación.

                                                                                              Charlotte Gerson, fundadora del Instituto Gerson.

Se recomienda la hidroterapia de colon, el uso de hierbas medicinales y la medida más simple de todas: beber mucha agua. Si quieres ampliar el tema de la hidratación visita la entrada ¡Agua! Tu cuerpo tiene sed.

5. NINGÚN HOSPITAL RECIBIRÍA UNA ESTRELLA MICHELIN

El 26% de los pacientes a los que se les da el alta están más malnutridos que cuando internaron. Y la razón por la que ingresaron, en el 80 ó 90% de los casos, está relacionada con un deficiente estado nutricional.

                                                                   Ian Brighthope, especialista en medicina nutricional y ambiental.

Esta cita de Ian Brighthope, presidente de la Universidad Australiana de Medicina Nutricional y Ambiental, corrobora lo que  vimos hace unos meses en los telediarios españoles, donde aparecían fotografías que los pacientes y sus familiares habían hecho de los platos de varios hospitales con motivo de queja. Comida escasa y en pésimas condiciones.

6. QUIEN PAGA MANDA

Las compañías farmacéuticas son un lobby muy poderoso a nivel mundial. Ya vimos en la entrada Supera la adicción al azúcar con macrobiótica como los lobbies son capaces de influir en la Administración Pública para que se tomen decisiones favorables a esos lobbies o grupos de empresas. Al igual que ocurre con el azúcar ocurre con los medicamentos.

Las compañías farmacéuticas pagan -controlan- a los siguientes organismos:

  • Los reguladores que inspeccionan a los medicamentos
  • Los científicos que investigan sus efectos
  • Las personas que realizan los procesos de prueba
  • Las revistas donde se publican los ensayos e investigaciones

No es que sean inadecuados o que no salven vidas, lo hacen. Pero no son la solución para todo aquello que propugnan. Existen dolencias, entre ellas las crónicas, cuyo tratamiento a base de medicamentos no está trayendo soluciones satisfactorias.

7. NO LE PIDAS A TU MÉDICO CONSEJO NUTRICIONAL

Recuerdo que en el documental sobre la adición al azúcar, uno de los entrevistados decía: “No le pidas consejo a tu médico porque él le da azúcar a sus hijos, y si lo hace con los que más quiere, ¿cómo se la va a quitar va a un paciente?”.

Pensamos en los médicos como personas fuera del sistema, pero no lo son. Están bajo las mismas influencias sociales acerca de lo adecuado del consumo de lácteos, azúcar, carnes rojas y medicamentos que el resto del mundo. Cuando el problema proviene del sistema, buscar una solución en él es inútil. Fuera del sistema podemos encontrar nuevas formas de mirar al mundo, soluciones frescas que a medida que pasen los años irán formando parte del sistema y ya no será necesario etiquetarlas como  “alternativas”.

8. LA NUTRICIÓN: HERRAMIENTA FUNDAMENTAL CONTRA EL CÁNCER

El grupo de expertos entrevistados en Food Matters considera la nutrición como parte esencial del tratamiento del cáncer. Parten del hecho de que el cáncer no es sólo el tumor, sino las condiciones en las que se encuentra el organismo (acidosis, acumulación de tóxicos, etc.). Por tanto, una alimentación óptima contribuiría a corregir el estado del organismo que favorece la aparición del cáncer.

Phillip Day, periodista científico y conferenciante internacional comenta a este respecto:

La industria del cáncer sigue considerando al tumor como el cáncer. Y sabemos que el tumor no es el cáncer, porque si lo fuera podríamos extirpar los tumores del cuerpo y nunca volverían a crecer, pero sabemos que esto no es cierto. Sabemos que estos tumores pueden crecer de nuevo y el motivo de su retorno es que no se ha corregido su proceso metabólico subyacente.

Los datos apuntados en Food Matters acerca del cáncer y la alimentación van en la línea de lo sostenido por otros científicos en otros medios (p.ej. Richard Beliveau, Denis Gingras, David Servant-Schreiber y Johanes F. Coy), y también corrobora las experiencias personales de personas que tras ser diagnosticadas de cáncer cambiaron su alimentación y experimentaron sus beneficios (ver el post Alimentación Anticáncer, entrevista a Odile Fernádez).

Publicado el

Crónica del taller “Alimentación anticáncer”

El pasado sábado 27 de Octubre se celebró en Herbia Bienestar (Elche, Alicante) el primer taller de alimentación anticáncer que en esta ciudad ofrecía la doctora Odile Fernández (para saber más acerca de ella ir a la entrada Alimentación y cáncer, una entrevista a Odile Fernández). El taller estuvo organizado y asistido por Mario López, quien desde aquí os escribe. Macrobiótica y alimentación anticáncer constituyen dos áreas de conocimiento que pueden enriquecerse mutuamente, multiplicando así los beneficios que cada una de ellas ofrece por separado.

Las salas donde se impartió el taller estuvieron al máximo de su capacidad, no quedando plazas para el mismo una semana antes de su realización. La actividad consistió en un breve acto de presentación tras el cual Odile comenzó con su exposición acerca de qué tipo de alimentación ayuda al tratamiento contra el cáncer. Durante la exposición surgieron diversas preguntas que tanto Odile como yo (si éstas se referían a la macrobiótica) respondimos. Tras la brillante exposición de la doctora Odile Fernández, expliqué brevemente en qué consiste la macrobiótica y cómo ésta puede colaborar en la lucha contra el cáncer. Para finalizar el acto todos disfrutamos de una degustación formada por té verde, frutos secos, bizcocho sin azúcar  y dulce de calabaza con crema de anacardos y mermelada de mora. Desde aquí dar a las gracias a Sandra y MªAsunción, cuya colaboración nos permitió mejorar la organización y contar con excelentes fotografías del evento. Gracias chicas, sin vosotras  no hubiese salido todo tan perfecto.

 

Alimentación anticáncer y macrobiótca
Distintos momentos del taller “Alimentación Anticáncer” en Elche

De forma que podáis compartir algo de lo que aprendimos en el taller he rescatado una parte del mismo para esta entrada. Es un tema que considero importante y que hasta ahora no hemos tratado en el blog.

MÉTODOS DE COCCIÓN A EVITAR Y/O REDUCIR PARA UNA ALIMENTACIÓN ANTICÁNCER

  1. OLLA EXPRÉS: En la olla exprés los alimentos alcanzan altas temperaturas, hasta 140º C, por lo que la mayoría de vitaminas y minerales se destruyen. Por esta razón es preferible reservar este método de cocción para alimentos específicos que lo requieran como por ejemplo algunos cereales y legumbres.
  2. HORNEADO: Odile señala en su libro “Alimentación Anticáncer” que al hornear por encima de 200ºC se producen en los alimentos sustancias tóxicas como por ejemplo las aminas heterocíclicas. En el taller desaconsejó el uso del papel de aluminio para envolver los alimentos que cocinamos al horno; mejor el papel vegetal.
  3. FRITOS: Las altas temperaturas son los enemigos de una alimentación sana; al freír podemos llegar a alcanzar los 300ºC por lo que constituye un método de cocción no recomendado para una alimentación anticáncer. Además de las altas temperaturas, las grasas utilizadas para freir una y otra vez comienzan a generar sustancias muy cancerígenas.
  4. BARBACOAS O PARRILLAS: Las partes más tostadas (negras) de aquello que preparamos en la parrilla contienen una sustancias altamente cancerígenas: el benzopireno y las aminas heterocíclicas. Odile nos advierte que estas sustancias también las podemos encontrar en  los frutos secos fritos, el café torrefacto, el pan muy tostado y las pizzas y panes hechos en horno de leña.
  5. MICROONDAS: El uso del microondas disminuye los nutrientes de ciertos alimentos como por ejemplo el brocoli, que al cocinarlo mediante este método pierde un 40% de vitamina C y un 74% de glucosinolatos, mientras que al vapor estos nutrientes quedan casi intactos. Además de la pérdida de nutrientes nos encontramos con los perjuicios de las ondas electromagnéticas cuyo efecto en el organismo es nocivo.
  6. AHUMAR: Odile Fernández recomienda evitar el consumo de ahumados, ya que en la superficie de los mismos se acumulan sustancias muy cancerígenas. Entre estas sustancias destacan los hidrocarburos policíclicos (HAP).
  7. COCINAS DE INDUCCIÓN: Las radiaciones electromagnéticas utilizadas para calentar los alimentos en las cocinas de inducción se han relacionado con la aparición de tumores, por lo que en caso de tener que comprar una cocina nueva nos inclinaríamos por una de gas o vitrocerámica.

Con estos consejos de nuestra amiga Odile Fernández tenemos una guía breve y sencilla de qué métodos son los más adecuados para una alimentación sana y que ayude a prevenir y tratar el cáncer. Si sumamos estos consejos a lo que ya sabemos y vamos aprendiendo sobre macrobiótica (estilos de cocción y su relación con las estaciones del año, métodos de cocina para cada tipo de persona, remedios macrobióticos para casos concretos, etc.) tendremos a nuestro alcance un arsenal de conocimientos para convertir nuestra cocina en todo un laboratorio de felicidad.

Publicado el

Reduce los factores de riesgo del cáncer con macrobiótica

video cancer y macrobiotica
“La Noche Temática” ofrece un programa sobre el cáncer

Más de un millón de mujeres al año son diagnosticadas de cáncer de mama, sólo la mitad sobrevivirán a la enfermedad.

Con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, hoy la 2 de rtve dedica su programa “La Noche Temática” al cáncer. El programa estará formado por dos documentales en los cuales se analiza la situación actual sobre dicha enfermedad.

Las cifras nos indican que en el futuro 1 de cada 3 personas tendrá cáncer en algún momento de su vida. Se conocen los factores de riesgo pero no la causa.

¿QUÉ SON LOS FACTORES DE RIESGO?

Cuando a una persona se le diagnostica cáncer se le pregunta qué cosas hace. Poco a poco los médicos van acumulando datos (qué comes, si fumas o no, qué trabajo realizas, dónde vives, etc.) y se dan cuenta que al cáncer lo acompañan determinadas prácticas. Por ejemplo, si fuésemos a un hospital y cogiésemos los historiales de las últimas 100 personas a las que se ha diagnosticado cáncer de pulmón, nos daríamos cuenta que 85 son o han sido fumadores. ¿Qué quiere decir esto? ¿Es el fumar la causa del cáncer de pulmón? No, pero no hay duda que tiene algo que ver. Por lo tanto, si no queremos correr riesgos será mejor no fumar.

¿Existen más factores de riesgo aparte de ser fumador? El hecho de ser fumador es el factor de riesgo más conocido a nivel social, pero existen otros factores tan importantes como este último. Los autores Richard Beliveau y Denis Gingras, exponen los factores de riesgo del cáncer de manera gráfica en su libro “Los Alimentos contra el cáncer”.

 

cancer factores riesgo y macrobiótica
La macrobiótica constituye una ayuda para reducir los factores de riesgo. Fuente: Beliveau y Gingras, 2005

Lo que deducimos de la gráfica es que el fumar y una dieta deficiente son los factores de riesgo más importantes a la hora de contraer un cáncer. Además encontramos otros factores de riesgo como son: la herencia, las infecciones (tema analizado en profundidad en uno de los documentales emitidos en “La Noche Temática”), la exposición a ambientes contaminados, la obesidad, la falta de ejercicio, el consumo de alcohol y otros.

¿QUÉ NOS ACONSEJAN LOS FACTORES DE RIESGO?

Cuantos más factores de riesgo estén presentes en nuestra vida más probabilidades tendremos de tener un cáncer. La recomendación lógica de este argumento sería eliminar aquellos factores de riesgo que estén en nuestra mano. Macrobiótica Mediterránea te ayuda a cambiar varios de ellos: la dieta, el ejercicio físico, la exposición a fuentes contaminantes y los hábitos mentales, cuya influencia se ha demostrado a través de numerosos estudios científicos.

¿Qué podemos hacer para mejorar la dieta que parece ser uno de los principales factores de riesgo? A nivel general y dicho brevemente, tendríamos que comer lo más natural posible. Los cereales, legumbres y verduras tendrían que recuperar el protagonismo en nuestras comidas, y la carne, lácteos, azúcar y productos refinados habrían de reducirse. Para más detalles podemos consultar los diferentes posts de este blog, o bien libros como los recomendados en la sección “Libros”. En caso de existir ya un diagnóstico podríamos acudir a varios libros específicos sobre el tema, como es el caso del ya citado “Alimentos contra el cáncer” de Beliveau y Gingras, o Alimentación Anticáncer de la doctora Odile Fernández, la cual ofrece talleres por toda España. El próximo se llevará a cabo en Elche  y cuya información podréis encontrar en la entrada Taller de Alimentación Anticáncer en Elche, 27 Octubre

taller anticancer y macrobiótica
Taller de alimentación anticáncer, 27 de Octubre en Elche

Por último, otra opción podría ser el asesoramiento personal de un consultor macrobiótico, pues los nuevos descubrimientos sobre qué alimentos son beneficiosos para prevenir el cáncer coinciden en su gran mayoría con las ofrecidas por la macrobiótica moderna.

 

Publicado el

Taller de alimentación anticáncer en Elche, 27 Octubre

Alimentación anticáncer y macrobiótica

Me complace anunciaros la celebración en Elche del primer taller de alimentación anticáncer impartido por la doctora Odile Fernández. Su estilo es sencillo y claro, dejando ver las razones del porqué hablar de la alimentación cuando alguien es diagnosticado con cáncer.  Existen multitud de estudios que respaldan la relación entre cáncer y alimentación, y sin embargo esta relación no se refleja en nuestras visitas al oncólogo.

Odile tuvo que aprender esta relación por si misma cuando el diagnóstico de un cáncer la llevó a concentrar sus esfuerzos en saber qué hacer para superarlo. De estos esfuerzos surgieron sus “recetas anticáncer” y no sólo recetas de cocina sino de otros factores incluidos en el estilo de vida: ejercicio físico, hábitos mentales, métodos de cocina, etc. Después de superar su propio cáncer Odile decidió compartir lo aprendido con la gente. En su libro “Alimentación Anticáncer dice lo siguiente acerca de su deseo de compartir:

Quiero contaros lo que sirvió para mí con el deseo de que sirva para vosotros. Quiero transmitiros los conocimientos adquiridos durante este tiempo y los que día a día sigo adquiriendo. Dicen que lo que no se da se pierde.  Yo no quiero que se pierda  mi experiencia, si esta  puede ayudar e infundir esperanza a otras personas. Quiero contaros lo que a mí me habría gustado que me contasen cuando me dijeron que tenía cáncer. Toda la información que yo no recibí y tuve que buscar quiero que vosotros la tengáis. Habrá personas que pensarán que esto es una tontería y lo que me curó fue la quimio y otras, entre ellas yo, que pensarán que el pensamiento positivo, el deseo de sanar y la alimentación obraron el milagro. No sé que me curó, pero lo importante es que estoy aquí con muchas ganas de vivir y de disfrutar del día a día con mi familia, exprimiendo al máximo todas las oportunidades que me da la vida.

Los descubrimientos científicos acerca de la dieta y el cáncer coinciden con muchas de las recomendaciones que difunde la macrobiótica. Algunas de estas recomendaciones son evitar el consumo de ciertos alimentos como azúcar, alimentos procesados, un exceso de carne y productos lácteos. Por otro lado se recomienda el consumo de cereales integrales, legumbres, semillas, fruta y verdura. Debido a estas coincidencias la labor de un consultor macrobiótico puede representar una ayuda fundamental para la organización y diseño de una dieta anticáncer.

Para más información acerca de Odile Fernández podéis leer la entrevista que mantuvimos con ella en la entrada Alimentación anticáncer, entrevista a Odile Fernández

Si estás interesado en inscribirte al taller puedes llamar a los números que aparecen en la imagen o bien escribir al correo mariolopezpomares@gmail.com

 

Publicado el

Alimentación anticáncer, entrevista a Odile Fernández

Odile Fernández entrevista para Macrobiótica
La doctora Odile Fernández considera que una dieta macrobiótica tiene mucho que aportar en el tratamiento contra el cáncer

El último fin de semana de junio se llevó a cabo el I Congreso de Nutrición Consciente, celebrado en la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde la macrobiótica fue mencionada repetidamente. Durante dos días varios ponentes expusieron sus puntos de vista acerca de cómo la alimentación influye en numerosos aspectos del ser humano. Uno de esos aspectos fue la génesis y desarollo de la enfermedad. ¿Cómo influye lo que comemos a la hora de desarrollar una enfermedad? ¿Cómo puede inlfuir en su recuperación?

Entre las enfermedades que nos aquejan hoy en día destaca al cáncer. El número de casos va en aumento, y cada vez es más común tener a algún familiar o conocido con este diagnóstico. Para conocer un poco más entre la relación cáncer y alimentación, y si existe algún tipo de alimentación anticáncer,  hoy vamos a hablar con uno de los ponentes que participó en el I Congreso de Nutrición Consciente.

Os presento a Odile Fernández. Odile es una mujer de 34 años, médico de familia y madre un niño que en las charlas observa inquieto como su madre habla a un montón de gente. Odile fue diagnosticada de cáncer de ovario con metástasis en 2010. Tras el shock que supuso la noticia de su diagnóstico comenzó a buscar toda la información referente a la relación cáncer-alimentación. Su formación en medicina supuso una gran ayuda para tal empresa. Descubrió que existe una íntima relación entre el cáncer y una alimentación deficiente -relación ampliamente documentada por estudios científicos- pero al mismo tiempo se dio cuenta que la alimentación apenas se tenía en cuenta en el tratamiento convencional. Tras el tercer ciclo de quimioterapia y cuidando al máximo la alimentación, el cáncer había desaparecido. El deseo de Odile de compartir lo aprendido la llevó a crear su página web Mis recetas anticáncer así como a impartir talleres y conferencias sobre el tema, actividades que compagina con su trabajo como médico de familia.

Después de esta breve presentación pasemos a darle la bienvenida a Odile Fernández a Macrobiótica Mediterránea.

MARIO:  Hola Odile, me encantó oirte hablar durante el I Congreso de Nutrición Consciente en Elche y por esa razón consideré oportuno compartir con mis lectores algo de ti, por eso esta entrevista. Durante tu ponencia todos los asistentes estuvieron atentos y las preguntas surgían sin parar ¿Es así allá dónde vas?

ODILE:  Síiiiii. Es un tema que suscita muchas preguntas, pues en general estamos muy desinformados sobre cual es la alimentación anticáncer y procáncer. A mí me encanta que me hagan preguntas, pues eso significa que ha llegado el mensaje. Y cuando algo te llega te surgen múltiples dudas.

MARIO: Tu experiencia con el cáncer te ha llevado a formarte sobre un tema que hoy en día parece estar descuidado en el tratamiento convencional: la dieta. ¿Qué consejos puede esperar una persona con cáncer de su oncólogo? ¿Recomendarías ir más allá de lo que le recomiende su médico? Y en ese caso ¿dónde acudir para profundizar en el tema del cáncer-alimentación?

ODILE:  En general, los oncólogos cuando un paciente les pregunta qué puedo comer para curar la respuesta es: “Come lo que quieras”. Y no, esto no es así, no puedes comer lo que quieras. Hay muchos alimentos que estimulan el crecimiento del cáncer y otros muchos que ayudan a curarlo. Si los oncólogos informaran a sus pacientes los tratamientos se tolerarían mejor y serian más efectivos. Pero unas veces por desconocimiento y otras por falta de tiempo los oncólogos no dicen nada y los enfermos interesados deben estar peregrinando en busca de información.

>> Cuando yo tuve mi cáncer e intenté buscar información ví que había muy pocas cosas publicadas y en muchas ocasiones eran poco científicas. En internet por ejemplo muchas veces la información que encontramos está sesgada y en otras ocasiones es totalmente incierta. Lo mejor es buscar en pub med, que es la base de artículos científicos más completa que existe. Pero cuando tienes cáncer no tienes tiempo de sumergirte entre tanto texto. Necesitas algo rápido y práctico.

>> Una vez superado el cáncer decidí escribir la guía que a mi me habría gustado que me diesen en el momento que me dijeron que tenía cáncer. He intentado escribir un libro práctico, claro y sencillo que resuma cual es la alimentación anticáncer.

alimentacion anticancer entrevista para macrobiótica
“Alimentación Anticáncer” nos ayuda a adecuar la alimentación en caso de padecer cáncer. Muchos de sus puntos coinciden con las recomendaciones de la macrobiótica

MARIO:  El diagnóstico de un cáncer es un mazazo que puede llevar a cualquier persona a la resignación. Aparte de la gravedad de la enfermedad también existe un estigma social que aún acentúa más el miedo al cáncer. Desde tu experiencia ¿qué aconsejarías a una persona a la que le acaban de diagnosticar un cáncer?

ODILE:  Lo primero que haría es darle un abrazo. Después le diría que el cáncer no es una sentencia de muerte, es una prueba más en la vida y una oportunidad de crecimiento y conocimiento personal. Es el momento de cambiar nuestra alimentación, nuestros hábitos de vida y la forma de relacionarnos con nosotros y con los demás. Es el momento de disfrutar de los pequeños momentos de la vida, rodearnos de amor y mantener una actitud muy positiva

MARIO:  Entre todos los factores a los que tenemos que prestar atención cuando se nos diagnostica un cáncer está la alimentación que te has ocupado de desarrollar diseñando las charlas, los talleres y escribiendo tu libro titulado “Alimentación anticáncer“. ¿Qué información podemos encontrar en tu web? ¿Qué podemos aprender en tus charlas y talleres? ¿Qué tengo que hacer si quiero conseguir el libro “Alimentación anticáncer”?

ODILE:  En Mis Recetas Anticáncer se habla mucho de alimentación, de cuales son los alimentos anti y procáncer y como debemos preparar esos alimentos a través de ricas recetas, pero también hablamos de emociones, de ejercicio físico… Tanto en el blog, como en los talleres y en el libro pretendo contar cuales han sido mis recetas anticáncer para superar la enfermedad pero siempre desde una base científica.

>> Si quieres un ejemplar del libro o asistir a un taller no tienes más que ponerte en contacto conmigo a través del email info@misrecetasanticancer.com

MARIO:  Como sabes, desde este blog defendemos una dieta y estilo de vida macrobiótica. Utilizamos la palabra “macrobiótica” en el sentido de una dieta natural, ajustada a las características de nuestro sistema digestivo, que favorezca nuestra adaptación al medio y una vida longeva. Por un lado se reduce o evita el consumo de alimentos procesados, aditivos y productos refinados, y por otro lado se favorece el consumo de cereales en grano, legumbres, verduras, semillas y frutos secos. En este sentido ¿qué crees que podría aportar la macrobiótica al tratamiento del cáncer? ¿La crees compatible con lo expuesto en tu libro?

ODILE:  Macrobiótica es un estilo de vida y alimentación muy adecuado para las personas con cáncer. Lo primero que propone macrobiótica es recuperar el equilibrio perdido para así sanar la enfermedad y creo que esto es muy importante. Además macrobiótica propone eliminar todos los alimentos cancerígenos como azúcar, alimentos refinados y procesados y eso es muy importante. Después añade algas, setas, vegetales… todos ellos reconocidos alimentos anticáncer.

>> Sólo difiero con macrobiótica en algunos aspectos. Creo que es necesario aportar más crudos a la dieta y eliminar la soja, salvo su forma fermentada.

MARIO:   Se nos acaba el espacio en esta entrada, así que vamos con la última pregunta. Lo que nos cuentas es muy interesante y abre el apetito para más, por eso para acabar me gustaría preguntarte si existiría la posibilidad de que vinieses a Elche a impartir uno de tus talleres.

ODILE:  Claro que sí. Yo encantada de ir a impartir un taller. Solo necesitamos sitio y fecha…. y gente interesada en aprender 🙂