Publicado el

El mijo en macrobiótica

“No me creas, haz la prueba y decide según tu propia experiencia”. Esta es una frase que maestros como Buda han dicho desde el principio de los tiempos, conocedores de lo inútil que es la autoridad. En esta entrada hablaremos brevemente del mijo, describiremos su aspecto, lo veremos en fotografías, aprenderemos una forma de cocinarlo y los efectos que produce, pero a pesar de todo ello, no confíes, pruébalo tu mismo.

mijo en macrobiótica
El mijo en macrobiótica es un cereal de uso regular

El mijo es un cereal redondo, pequeño y amarillo. El mijo en macrobiótica se considera un cereal yang, con más fuerza contractiva que expansiva. En la nutrición moderna es uno de los cereales con las cadenas de carbohidratos más largas , lo que se traduce en los siguientes efectos:

  • Alcaliniza el organismo, al contrario que otros cereales que acidifican el organismo, el mijo lo hace alcalino, por lo que no sería necesario cocinarlo con tanta sal como el resto de cereales
  • Remineraliza el organismo, ya que es rico en calcio, hierro, potasio, magnesio y zinc
  • Aporta vitaminas del grupo B, especialmente B6, niacina y ácido fólico, importantes todas ellas para el funcionamiento del sistema nervioso y diferentes funciones del metabolismo
  • Aporta una sensación de calma y bienestar, debido en parte, a su bajo nivel glucémico, lo que permite un aporte progresivo de glucosa al organismo

Por sus características está indicado en caso de fatiga intelectual, anemia, depresión, exceso de peso, problemas estomacales, diarrea, vómitos y diabetes.

Para uso terapéutico, el Dr. Pérez-Calvo, consultor macrobiótico,  recomienda tomarlo en forma de crema, cocinándolo con 4 partes de agua por una de cereal. Puede cocinarse salado, con una pizca de sal y algunas verduras, o dulce, con pasas, orejones, ciruelas, canela, un poco de leche de soja o algún trozo de manzana.

Para uso culinario, podemos recurrir a una receta de Montse Bradford, una maestra de la cocina macrobiótica. La receta podéis encontrarla en sus libros como  “Pastel de mijo al gratén”, aunque aquí expongo el modo en que yo la llevo a la práctica (con algunas variaciones respecto a la receta original):

PASTEL DE MIJO AL GRATÉN

Poner el mijo a remojo el día anterior

Ingredientes para 4 personas

  • 1 vaso de mijo
  • 2 cebollas cortadas a dados
  • 1/2 coliflor cortada a trozos pequeños
  • 1 pimiento rojo cortado a dados
  • 1 vaso de champiñones cortados finos
  • Condimentos: salsa de soja, sal marina, aceite de oliva, laurel y almendra en polvo

Elaboración

  • Sofreir las cebollas, el pimiento, los champiñones
  • Añadir tres tazas de agua, la coliflor, el mijo y 1/2 cdta de sal marina
  • Poner a fuego alto y cuando empiece a hervir bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocer durante 15-20 minutos
  • Mezclar bien las verduras. Ya tenemos un buen plato, el siguiente paso es opcional
  • Colocar el mijo y las verduras en una fuente para el horno, espolvorear con almendra en polvo y gratinar

Me gustaría acabar con un ejemplo de como diferentes estímulos pueden provocar efectos similares. Al poco tiempo de consumir mijo, me di cuenta que en las horas posteriores me sentía particularmente centrado, atento y a la vez relajado en aquello que tuviese que hacer. ¿A qué me recordaba esa sensación? … ¡Eureka! ¡Ya lo tengo! ¡Es el ejercicio físico! Sentía exactamente la misma sensación los días que me iba a correr que los días que comía mijo. Conclusión: el ejercicio físico y el consumo de mijo, tienen el mismo efecto psicológico. Esa es mi experiencia. Por esa razón, la macrobiótica no se ocupa solamente de la dieta, sino que tiene en cuenta otros aspectos referidos al estilo de vida.

 

Be Sociable, Share!

5 comentarios en “El mijo en macrobiótica

  1. Desearía saber si la dieta macrobiótica se puede realizar en pacientes con colitis ulcerosa.
    Cual serían los alimentos indicados?
    Muchas gracias
    Viviana

    1. Hola Viviana!
      Sobre el tema que me comentas existe un libro muy específico que seguro que podría ayudarte:
      Controlling Crohn’s disease, de Virginia Harper
      Puedes mirarlo en la sección de libros de este blog. En mi opinión la dieta macrobiótica sí que te podría ayudar a mejorar de la colitis ulcerosa.
      Saludos

  2. Hola Mario
    Me gusta mucho la macrobiotica pero también me choca algunas cosas como por ej.
    No tiene el mijo un indice glucemico muy alto?
    Muchas
    gracias por toda tu informacion.

    1. Hola Pilar,
      sí, como bien dices el mijo tiene un índice glucémico (IG) alto, alrededor de 70 (100 es el valor para la glucosa).
      Por un lado, y según la nutrición moderna, te diría que redujeses su consumo y lo tomases combinado con verduras y/o proteínas. Aparte del IG existe el concepto de Carga Glucémica (CG), que tiene en cuenta el IG más la cantidad del alimento que hayamos tomado. Para que el mijo tuviese una CG baja-moderada deberíamos tomar alrededor de 25g o menos al día (pesado en seco).
      Por otro lado, en macrobiótica se recomienda el mijo en casos de tener el azúcar alta (?) Se atribuye al mijo propiedades para regularizar el azúcar en sangre. Si queremos optar por una visión intermedia te recomendaría limitar su consumo a 25g/día.
      Un saludo!

  3. Muchas gracias Mario por tu respuesta y por la informacion que ofreces en tu pagina.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *