Publicado el

Dieta macrobiótica sin gases

Muchos de nosotros tememos una dieta macrobiótica porque creemos que nos va a producir más gases. El consumo de alimentos integrales como los cereales en grano, harinas, verduras y frutas con su piel, y especialmente las legumbres, contribuye a aumentar los gases intestinales. No os preocupéis por ello, vamos a ver algunos consejos que podéis aplicar para evitar este “efecto secundario”.

En primer lugar, si estás empezando a comer de forma macrobiótica, no seas impaciente y espera alrededor de 1 mes para ver cómo funciona tu cuerpo. Al principio existe un período de ajuste en el que puedes sentir pocas ganas de comer, aturdimiento, malas digestiones y gases. El cuerpo tiene que habituarse a los nuevos alimentos. Todos estos síntomas se reducen si introducimos las nueva dieta de forma progresiva.

Una vez que ya llevamos una dieta macrobiótica mediterránea durante un tiempo, si tenemos gases, podemos atender a los siguientes puntos para redurcirlos:

1. No comer de más. El comer de más provoca acidez y digestiones pesadas que contribuyen al aumento de los gases. Vigila que no te falte ningún nutriente en tu dieta que te este llevando a comer de más. Come menos cantidad y más veces. Sigue la regla del 80% aplicada por los pueblos que viven del planeta: Dejo de comer cuando estoy 80% lleno

2. Mastica concienzudamente. La digestión comienza en la boca. Compara la digestión con una hoguera; cuanto más pequeños sean los troncos, más fácil será hacer fuego (=digestión)

3. No mezcles liquídos y sólidos en la misma comida. Los líquidos disminuirán el efecto de los enzimas digestivos. Además, los líquidos harán más díficil el masticar

4. Evita comer frecuentemente azúcar refinada. El azúcar utiliza minerales del organismo para poder ser metabolizada, con el consiguiente efecto acidificante en la sangre. Esta acidez puede causar flatulencia.

5. Consume alimentos fermentados como por ejemplo los encurtidos, consumidos desde mucho tiempo atrás en la región mediterránea. En la zona de Alicante, puedes encontrar diferentes tipos de olivas, pepinillos o variantes. También puedes probar con el chucrut (sauerkraut), el miso o el tempeh, productos fermentados de otras culturas pero que pueden adquirirse fácilmente en comercios cercanos. Los fermentados contribuyen a que la flora intestinal buena prolifere en nuestros intestinos.

6. Ejercicio ligero después de las comidas ayuda a reducir los gases. Un breve paseo es un ritual practicado en muchas culturas. Mejora la circulación y ayuda a la digestión.

Escribe si tienes problemas con los gases para ver que podemos hacer. También si tienes alguna otra sugerencia que no se haya tenido en cuenta en esta entrada. Más adelante escribiremos sobre este tema cuando hablemos de las legumbres.

Be Sociable, Share!

5 comentarios en “Dieta macrobiótica sin gases

  1. Hola,
    ¿Algún método para ir introduciendo la legumbre en la dieta?
    En mi caso comer legumbre me supone en el 90% de los casos arriesgarme a un cólico. Debido a esto he eliminado las legumbres de mi dieta pero me gustaría poder comerlas al menos dos veces a la semana.
    Agradecería cualquier consejo (cocción, como acompañarñlas, cantidades, tipos,…) o metodología.
    Muchas gracias y seguid con el blog que para muchos es de gran ayuda 😉

    1. Hola David:

      Para hacer las legumbres más digestivas puedes hacer lo siguiente:

      (1) Ponerlas a remojo la noche antes con agua caliente y un poco de limón o vinagre (1 cucharada)
      (2) Hervirlas bien en olla exprés u olla rápida añadiendo al agua un trocito (como un sello) de alga kombu
      (3) Identificar cuales te sientan peor y no comerlas con mucha frecuencia
      (4) Masticar muy bien
      (5) No comer demasiado en la comida o cena que incluyas legumbres
      (6) No tomar azúcar ni fruta ni verdura cruda el día que comas legumbres
      (7) Probar primero legumbres sin piel. A los garbanzos, una vez cocinados puedes quitarles la piel y después añadirlos al plato que te prepares. También puedes probar con las lentejas rojas que no tienen piel. En supermercados como Mercadona también las venden (son amarillas)
      (8) Introducir unas pocas legumbres cuando cocines arroz. En vez de hacerte el típico plato de legumbres, añade unas pocas (1-2 cucharadas de garbanzos o alubias) al arroz. Puedes ponerlas a remojo la noche anterior junto con el arroz y después lo hierves todo en la olla rápida, de forma que te salga seco. Prueba esto creo que te puede ir bien y no sobrecargas al sistema digestivo con muchas legumbres de golpe.
      (9) Puedes probar incluyendo en el menú algunos productos derivados de las legumbres como el tofu o el tempeh. También miso para las sopas.
      (10) Evita en un principio tomar legumbres en forma de potajes, pues tendemos a no masticar bien cuando ingerimos líquido y sólido al mismo tiempo. Empieza a incluirlas de forma seca y en poca cantidad como te he indicado en el punto 8.

      Bueno David, espero que estos puntos te sean de utilidad. De entre todos yo destacaría el tema cultural de que para tomar legumbres hemos de preparar un plato estilo potaje, no tiene porque ser así.

      Un saludo

      Ah! Y gracias por los comentarios acerca del blog!

  2. Muy bueno este blog, gracias, yo les quiero comentar, que cocino las legumbres con agua de mar, quedan muy ricas y digestivas, las dejo remojadas 12 horas, con una porciòn de agua de mar, agua dulce o normal y un trozito de alga kombu.X si alguien le sirve mi comentario un gran saludo 🙂

  3. Hola
    Yo llevo años arrastrando problemas con gases. Me detectaron intolerancia a la lactosa y la cosa mejoró. Después el año pasado tuve que tomar 3 tratamientos con antibióticos que odio con todo mi corazón y desde entonces no he levantado cabeza. He tomado prebióticos, kéfir, kuzu, llevo una buena alimentación… y siempre me queda esa sensación de no estar vacía. No sé qué más hacer, la verdad… Cualquier consejo, se recibirá con agrado 🙂

    Un saludo

    1. Hola Irene, para los gases puedes probar las siguientes cosas, quizás algunas ya las sepas, otras no, espero que te ayuden. ¡Un saludo!
      1) Mastica bien. Para entrenar ese hábito escoge una comida a la semana y mastica todos los alimentos conscientemente, hasta que sean prácticamente líquido. Poco a poco se irá transfiriendo a otras comidas sin que tengas que estar atenta.
      2) Tomas enzimas digestivas. No son probióticos ni prebióticos, se toman antes de cada comida principal, al menos durante un mes.
      3) Un poco de piña o de papaya 10 minutos antes de la comida también suele ayudar. Contienen enzimas digestivos que ayudan a la digestión.
      4) Tomar pastillas de carbón vegetal ayuda a reducir gases y eliminar toxinas. Tómalo después de cada comida principal.
      5) Utiliza especias como el comino, el cilantro, el hinojo cuando cocines, reducen los gases.
      6) Toma infusión de anís, especialmente por la noche.
      7) Toma muy poca cantidad de legumbres y si puedes sin piel (en el caso de garbanzos o alubias).
      8) No tomes fruta o dulces después de las comidas, provoca gases.
      9) Asegúrate que no tienes el helicobacter pylori, también produce gases, sobre todo en combinación con medicamentos como omeprazol.
      10) No tomes alcachofa, brocoli o coliflor, ya que provocan gases.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *