Publicado el

Longevidad, consecuencia de una vida macrobiótica

centenarios y macrobiótica
La longevidad es el resultado inevitable de una vida macrobiótica. Angelino Cabras, 101 años. Foto: rtve.es

En octubre de 2012 se emitió en televisión española un documental sobre la longevidad: «El Misterio de los Centenarios». El significado literal de macrobiótica es «una larga vida» o «el camino de la longevidad» y bajo ese término se agrupan un conjunto de prácticas (alimentación, estilo de vida, psicología, etc.) que nos hacen disfrutar más de la vida, tanto a lo ancho como a lo largo. En este documental podemos ver algunas de estas prácticas llevadas a cabo por centenarios de la isla japonesa de Okinawa, la comunidad adventista de La Loma (California), la isla de Cerdeña y la región francesa de Bayona.

 

 

El documental comienza con el pueblo japonés de Ogimi, en la isla de Okinawa. En este pueblo un tercio de la población tiene más de 65 años. En 1995 fue nombrado pueblo mundial de la longevidad. ¿Qué hacen en ese pueblo? ¿Podemos aprender algo de ellos? Aquí van algunas pistas:

ACTIVIDAD FÍSICA

Su estilo de vida es muy activo. La mayoría de ellos tiene su propio huerto al que le dedican una buena parte del día. También acuden a clases de gimnasia 4 veces por semana, donde a parte del ejercicio practican al arte de ser felices juntos.

Se mueven porque todos ellos tienen una razón para hacerlo. El gerontólogo Carig Willcox comenta a este respecto:

Todos los centenarios que he conocido aquí en Okinawa tienen una especie de razón para vivir, tienen lo que aquí se denomina Ikigai, algo como una fuerza que les hace levantarse de la cama todas las mañanas. Cuando tienes 100 años cada nuevo día es un regalo.

APOYO SOCIAL

En Ogimi la vida en comunidad es muy importante. Existen grupos de personas que se reúnen con frecuencia y donde se ofrecen entre ellos apoyo social, afectivo e incluso económico. Practican de este modo el arte de ser felices al igual que hacen en las clases de gimnasio.

El apoyo social está relacionado con menores niveles de depresión y enfermedades como las cardiopatías, el cáncer o el alzheimer, lo cual podría explicar su contribución a alargar la vida.

ALIMENTACIÓN

Su alimentación consiste en cantidades pequeñas de verduras, tofu, arroz y pequeñas cantidades de pescado y carne, muy similar a la propuesta macrobiótica. Craig Willcox afirma que su alimentación es un auténtico laboratorio de medicina preventiva, «es una dieta muy baja en calorías pero nutritiva y energética a la vez». Y continúa:

Durante muchos años los habitantes de la isla no tuvieron acceso a alimentos más nutritivos, eran pobres y sus fuentes de calorías escasas. Cultivaban boniatos y se alimentaban de verduras frescas, sopas, tofu, judías, un poco de pescado  y un poco de carne. Es la alimentación ideal para vivir mucho tiempo y con buena salud, es decir, con pocas probabilidades de contraer enfermedades o patologías propias del envejecimiento.

Además del tipo de alimentos que consumen también ha de destacarse el modo en que comen. Siguen la regla de Confucio: «Come despacio hasta llenar el estómago el 80%, después para». Esta constituye una regla vital para disfrutar de una larga vida y buena salud.

Los centearios tiene importantes lecciones que enseñarnos, lecciones imprescidibles para dar nacimiento a un nuevo mundo donde la salud y el equilibrio predominen. Centenarios de distintos puntos del mundo están ahí con un mensaje, tengamos oídos para ellos. Makoto Suzuki, cardiólogo japonés dice:

Si seguimos con este estilo de vida las consecuencias pueden ser catastróficas, pues podría provocar un declive de la longevidad en todo el país y es ahí donde los centenarios deben jugar un importante papel. El estilo de vida de los centenarios que se puede calificar de tradicional, es de hecho muy beneficioso para la salud, creo que debemos enseñar la forma de vida y la cultura de los centenarios de Okinawa a los jóvenes en todos los niveles escolares. En la escuela primaria, en los institutos y en la universidad. Los centenarios tienen mucho que enseñarnos y deberían hacerlo no sólo en esta isla sino en todo Japón, incluso en países extranjeros.

Publicado el

Hamburguesa biónica, la anti-macrobiótica

En el escaparate de un kiosko cercano a casa me encontré con el siguiente titular:

BUENA PARTE DE LAS «ENFERMEDADES» LAS PROVOCAN LOS ALIMENTOS INDUSTRIALES

El titular pertenecía al número de septiembre de la revista Discovery Salud. El titular cumplió su función, me enganchó y no tuve más remedio que comprarme un ejemplar.

dsalud y tema de macrobiótica
Titular de la revista Discovery Salud, muy en la línea de la macrobiótica

Era la primera vez que compraba esta revista. Me sorprendió por su estilo directo y su claridad a la hora de aconsejar a su público. Nada de diplomacias. Para que veáis un ejemplo de los temas que trata, aquí os enseño los titulares del sumario:

  • Buena parte de la «enfermedades» las provocan los alimentos industriales
  • El tratamiento del cáncer con antineoplastones del Dr. Burzynski
  • ¡La radioactividad puede eliminarse con microorganismos!
  • Psiquiatras: policías del pensamiento
  • ¿Ayuda el MMS a recuperar niños autistas?
  • Probióticos orientales: la salsa de soja, el natto, el miso y el tempeh [bien conocidos en la cocina macrobiótica]

En este número la revista dedica 10 páginas al tema de las enfermedades y los alimentos industriales. Citan el caso de la hamburguesa biónica. ¿Eso qué es? Me dije yo. Aquí os cuelgo un vídeo explicandolo (está en inglés pero poniendo «hamburguesa biónica» en Youtube podéis encontrarlo con subtítulos en español) .

Increíble, ¿no?

Lo que comemos nos afecta a todos los niveles, podría ser el resumen del artículo de D-Salud. A nivel físico no hay más que ver el famoso documental de Morgan Spurlock, periodista y director de cine que hace varios años produjo el documental Super Size Me, en que mostraba un experimento personal: Estuvo durante 1 mes comiendo únicamente en McDonald’s. Tuvo que abandonar antes de tiempo debido a las consecuencias sobre su salud.

A nivel psicológico, hace unos meses la revista Integral (nº389) publicaba una noticia en la que se citaban los resultados de una investigación de cientítficos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de Navarra en los que se llegaba a esta conclusión: Las personas que consumen comida basura tienen un 40% más riesgo de sufrir depresión.

En macrobiótica decimos muchas veces que la clave está en lo que se quita y lo que se añade. En este caso ¿qué encontramos en una hamburguesa biónica? ¿Que falta en una hamburguesa biónica? Utilizamos la hamburguesa como símbolo de la comida rápida o comida basura. Encontramos una inmensa cantidad de productos químicos que ayudan a conservarla y darle un sabor adictivo, como muestra la parte final del vídeo. Y faltan los nutrientes que sí estarían en un alimento natural.

Próximos al final del artículo, su autor cita el libro de M. Pollan, «El detective en el supermercado» y su argumento acerca del origen de la obesidad:

Cuando nuestro cuerpo necesita nutrientes manda un aviso a nuestro cerebro para que éste ponga en funcionamiento la sensación de hambre. Ahora bien, si lo que comemos para saciarla son simples calorías sin nutrientes el cerebro no se dará por satisfecho puesto que lo que necesitaba no le ha llegado y volverá entonces a enviar un nuevo mensaje de hambre. Y volveremos a comer. El resultado es la obesidad y la malnutrición, lo que provoca la aparición de otras alteraciones como diabetes, accidentes cardiovasculares, osteoporosis, anemia, etc.

Todos estos datos nos hacen pensar en la macrobiótica como el polo opuesto. La macrobiótica moderna lejos de ser una disciplina venida de Japón, con infinidad de productos asiáticos, es una forma de alimentarse que respecta tanto nuestra cultura de origen, en este caso la mediterránea, como nuestra naturaleza como seres humanos, cuyo aparato digestivo está diseñado para unos alimentos concretos. Si quieres volver a conectar con el planeta a a través de la alimentación y el estilo de vida no dudes en requerir los servicios de un consultor macrobiótico.

 

Publicado el

Fibromialgia y alimentación, testimonio de Marta

Ayer fui a visitar a una amiga, y para mi sorpresa me la encuentro tumbada boca abajo y sin apenas moverse. «¿Qué te pasa?» Le pregunté. «Me sentó mal el alioli. Estoy fatal». Más tarde, cuando ya podía mantener una conversación normal, los dos reconocimos la influencia de lo que comemos en cómo nos sentimos.

¿Y si ese ejemplo con el alioli se trasladase a un grupo de alimentos que hemos tomado desde pequeños, sin la oportunidad de poder comparar con ninguna otra forma de sentirnos? ¡Pensaríamos que somos eso que hemos sentido desde siempre! ¿Y si buscasemos la solución a nuestros males en otras direcciones, simplemente porque no a todo el mundo le sienta igual de mal lo que comemos? Entonces, estaríamos condenados a seguir enfermos y deprimidos, convencidos de que la vida es sólo eso.

Hace dos meses publiqué una entrada –Macrobiótica para la fibromialgia– en la que comentaba el libro titulado «Manual de Fibromialgia. Basado en la recuperación de Marta», escrito por Vicente Estupiñá y Maribel Ortells, padres de Marta, una niña que con 12 años fue diagnósticada de fibromialgia. Marta sufrió desde pequeña dolores en los pies, en las rodillas, casancio extremo, contracturas musculares, ruturas fibrilares… y otros síntomas que los médicos no lograban contrarrestar. Gracias a la inquietud de sus padres, que se pusieron a investigar por su cuenta, dieron con la pieza clave, el punto crítico que le daba la vuelta a todo el sistema: la alimentación.

Nueve años después Marta nos habla sobre su recuperación. Se trata de un vídeo de pocos minutos, pero suficientes para poder transmitir con fuerza su mensaje. Los médicos le dijeron que no iba a poder llevar una vida normal, y sin embargo, a través de cambios en la alimentación, ahora está haciendo realidad sus sueños.

Para colgar el vídeo en Macrobiótica Mediterránea, le pedimos permiso a Maribel Ortells, que tras la recuperación de Marta se formó en Nutrición y ahora comparte lo aprendido a través de su página web. Pincha en el siguiente enlace para visitarla:

Manual de Fibromialgia

En la página de Maribel podrás encontrar información acerca de la fibromialgia y cómo tratar esta mediante la alimentación. También podéis tener acceso a una serie de boletines que se escriben regularmente y preguntar a Maribel  vuestras dudas.

¿Qué tiene que ver la macrobiótica con la recuperación de Marta?

Para recuperarse Marta cambió de dieta, introduciendo alimentos más naturales y sin procesar como los cereales, las legumbres, las verduras, semillas, algas, etc. Al mismo tiempo evitó los alimentos precocinados, los aditivos, el azúcar, los productos refinados, etc. Todos estos cambios coninciden con la propuesta macrobiótica. Más allá de los nombres y etiquetas hemos de reconocer la verdad que se esconde tras ellas, y llame y como se le llame, una alimentación basada en cereales, verduras y legumbres, trae en la mayoría de los casos consecuencias positivas para la salud.

Lo que nos ocurre una vez puede estar ocurriendo desde siempre, y por ese mismo motivo -está ocurriendo siempre- no nos damos cuenta de que ocurre. No solamente el alioli puede sentarnos mal, pueden ser muchas más cosas. Y puede que esas cosas no den síntomas tan claros como le ocurrió a mi amiga, que tuvo que acostarse. Puede que sean molestias ligeras o aturdimiento o falta de energía. Ser capaz de ver lo que nos rodea es el primer paso para ser libres.

Publicado el

Documentales para el cambio hacia una vida macrobiótica

TV3 documental macrobiótica
Esta semana emiten dos documentales que sugieren un cambio hacia una vida macrobiótica. Foto: TV3

El próximo domingo, 3 de junio, la 2 de Televisión Española emitirá un un documental que analiza el consumo de carne desde varias perspectivas: salud, ecología, economía, etc. Hora de emisión: las 22:00 horas. Podéis ver un avance en este enlace, que será válido hasta la fecha de emisión del programa:

Documentos TV – Ámame encarnecidamente – Avance

En relación a este tema recuerdo una conferencia dónde Francisco Varatojo, famoso consultor macrobiótico de Portugal, explicaba las consecuencias que para el planeta tiene comer carne. Aquí están los puntos que expuso de forma resumida:

  1. La industria de la carne es una de las más contaminantes del planeta y produce más emisiones de gases efecto invernadero que todos los trenes, camiones, automóviles y aviones juntos.
  2. La cría y producción de carne requiere una cantidad enorme de agua (agua para las cosechas que sirven de alimento para el ganado, agua para beber los animales, etc.). Se calcula que se necesitan 15.960 litros de agua por día, para producir lo que una persona no-vegetariana come. En el caso de ser vegetariano, el planeta sólo tiene que invertir 1400 litros por día para darte de comer.
  3. Los recursos necesarios para poder alimentar a una persona omnívora son los mismos que se necesitan para alimentar a diez vegetariano.
  4. Para producir 500 gramos de carne se utiliza el agua que en duchas durante seis meses.
  5. Si comes cereales y verduras, consumes menos energía del planeta. Por lo tanto, ser vegetariano es ser ecologista y ayudar para crear un estilo de vida sostenible.
Larga sombra del ganado
Una dieta macrobiótica sería menos contaminante

Varatojo también mencionó un informe elaborado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Este informe busca llamar la atención del público sobre la gran responsabilidad que la producción animal tiene en el cambio climático, la contaminación atmosférica, la degradación de la tierra, del suelo y el agua, y en la reducción de la biodiversidad.

Estas son algunas de las implicaciones medio-ambientales que existen en el consumo de carne. Existen de tipo ético y nutricional que recomiendan reducir el consumo de carne. Otro motivo es el tema de los tóxicos, hormonas, antibióticos y otras sustancias químicas que se acumulan en la carne. Para profundizar en este tema os recomiendo ver el documental que emiten en TV3 el miércoles 30 de mayo a las 21:50. Aquí os dejo el enlace del avance del programa:

«Què mengem?» Documental de TV3 sobre los tóxicos en la alimentación

Con estos dos documentales, uno este miércoles a las 21:50 en TV3, y el otro el domingo a las 22:00 en la 2 de Tve, se demuestra el interés creciente de la sociedad por la alimentación y la salud. Todo ello nos da esperanza para poder llegar a ver un cambio de rumbo antes de que sea demasiado tarde. En este cambio de rumbo la macrobiótica jugará un importante papel. ¡Amigos macrobióticos, no desfallecer!

_______

Nota añadida con posterioridad a la publicación de la entrada:

  • El documental entero «Què mengem?», de TV3 podéis en este enlace:

«Què mengem?»

  • El documental entero «Ámame carnecidamente», de la 2 Rtve podéis verlo en este enlace:

«Ámame carnecidamente»

Tened en cuenta que estos enlaces perderán su vigencia en pocos días o semanas.