Publicado el

8 principios para una alimentación macrobiótica (I)

estdio de china y macrobiótica
El autor concluye con 8 principios para una alimentación macrobiótica

Hace unas semanas escribimos sobre el libro “El Estudio de China”, podéis verlo en la entrada titulada Sinónimos de macrobiótica y El Estudio de China. Hoy me gustaría volver a esa obra para exponer 8 principios que nos guiarán hacia una vida saludable y macrobiótica. Son principios que Campbell extrajo de sus investigaciones acerca de la alimentación y la enfermedad.

De la aplicacion de los principios que en las siguientes lineas vamos a describir, se pueden derivar los siguientes beneficios según la ciencia actual:

  • vivir más
  • parecer y sentirse más joven
  • tener más energía
  • perder peso
  • niveles de colesterol más bajos
  • prevenir y revertir enfermedades del corazón
  • menor riesgo de cáncer de próstata, pecho, y otros tipos
  • conservar tu vista en los últimos años
  • prevenir y tratar la diabetes
  • evitar cirugías
  • disminuir la necesidad de fármacos
  • mantener tus huesos fuertes
  • evitar la impotencia
  • evitar una embolia
  • prevenir piedras en los riñones
  • evitar que tu bebe padezca diabetes tipo 1
  • aliviar el estreñimiento
  • bajar la presión sanguínea
  • evitar el Alzheimer
A continuación vamos a examinar los cuatro primeros principios, y continuaremos con los cuatro restantes en la próxima entrada. El estilo de escritura es breve y directo pues la información proviene de mis apuntes personales. Los principios, aunque el autor no lo define de esta manera, pueden considerarse 8 principios para una alimentación macrobiótica, pues es una alimentación que favorece que las funciones fisiológicas del organismo y la sostenibilidad del planeta.

PRINCIPIO 1:  La nutrición consiste en las actividades combinadas de infinidad de sustancias. El todo es mayor que la suma de las partes

principio 1 dieta macrobiotica
La macrobiótica tiene en cuenta la interacción entre las diferentes sustancias presentes en la alimentación

El cuerpo utiliza los nutrientes en su conjunto, no de forma aislada. Se producen miles de interacciones entre los tipos de alimentos y  los fluidos del organismo.

Aún no entendemos la complejidad de estas interacciones. Por ello, es importante una dieta variada, con alimentos y no con fracciones de los mismos (vitaminas, proteínas, minerales, etc.). No conocemos todos los compuestos ni todas las interacciones.

PRINCIPIO 2: Los suplementos de vitaminas no son una panacea para la buena salud

Las partes (vitaminas, ácidos grasos, etc.) son importantes pero no de forma aislada, sino dentro del contexto total que es un alimento, y aún más, una comida. La administración aislada de nutrientes parece no ser tan afectiva como se creía. La macrobiótica nos ayuda a tener una visión más global de la nutrición. No solamente hay que tener en cuenta lo pequeño (vitaminas, minerales, etc.) sino lo grande (características del alimento que tomamos, de nuestro sistema digestivo, de nuestro entorno, etc.)

PRINCIPIO 3: Prácticamente no existen nutrientes en los productos animales que no pueden ser mejor provistos por una dieta basada en plantas

Un filete se parece más a cualquier otro alimento animal que a uno vegetal. Lo mismo pasa con los vegetales. Si comprobamos lo que nos aporta una dieta basada en plantas en comparación con una dieta basada en animales, advertimos que es mucho más sana la de las plantas.

Hay cuatro nutrientes en la alimentación basada en animales que no tenemos en los vegetales:

  • Colesterol
  • Vitamina A
  • Vitamina D
  • Vitamina B12
El colesterol es fabricado por nuestro cuerpo. La vitamina A la fabricamos a partir del betacaroteno en los vegetales. La vitamina D se fabrica si nos exponemos al sol 15 minutos cada 2 días. La vitamina B12 es la única que deberíamos tomar como suplemento (sobre la vit. B12 escribiremos en futuras entradas). Con la ayuda de un consultor macrobiótico, cobraremos conciencia de qué dficiencias podría acarrear una dieta vegetariana y como compensarlas.

PRINCIPIO 4: Los genes no hacen surgir la enfermedad por sí mismos. La nutrición juega un papel crítico a la hora de determinar qué genes son expresados.

Este principio nos lleva directamente al tema tratado en la entrada anterior Cómo la macrobiótica puede afectar a nuestros genes. Si estás interesado en él te recomiendo ver el documental que se indica en ella.
Los genes que provocan las enfermedades pueden estar “durmiendo” o “despiertos”, ello puede depender del entorno, en especial de la dieta. Una dieta rica en proteínas puede despertar genes que inicien el cáncer.

 

Be Sociable, Share!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *