Publicado el Deja un comentario

La macrobiótca está de moda

miranda makaroff y alimentación macrobiótica
La diseñadora Miranda Makaroff apuesta por una alimentación macrobiótica.        Fotografía: funkypetmagazine

La prestigiosa revista de moda VOGUE publica este mes en su web un artículo titulado “Cómo dar el salto a una vida más eco”. En él nos recomienda consumir productos ecológicos y seguir dietas orgánicas y macrobióticas para conseguir una vida más saludable y un cuerpo más bonito. Miranda Makaroff, diseñadora de dj e it girl, comenta que desde que se alimenta macrobióticamente tiene más energía que nunca y su piel está radiante. También afirma que no le cuesta seguirla porque al eliminar los productos extremos (salados, dulces, carnes, etc.) siente menos impulsos y ganas locas por comer lo no-saludable.

Otras revistas dedicadas a la moda también dedican parte de sus páginas a la nueva vida eco. MUJERHOY publica este mes “Guía para chicas que quieren comer verde”. En este artículo se dan consejos sencillos y muy fáciles de seguir, aquí mostramos algunos ejemplos:

  1. Un principio básico: “Productos industriales: malos. Productos frescos: buenos”
  2. Compra productos locales y de temporada
  3. Reduce a la mitad la carne y toma el doble de pescado, evitando el de piscifactoría
  4. Los productos que más consumes que sean ecológicos, y también las verduras cuya piel retiene los pesticidas: melocotones, manzanas, peras, lechugas, etc.
  5. Localiza un sitio donde comprar ecológico. En algunos supermercados ya hay sección eco, también en dietéticas hay servicios de pedido de verduras y frutas
cesta macrobiótica
“Que tu cesta esté libre de carne y los productos lácteos, que acumulan pesticidas, antibióticos y hormonas del crecimiento”. Revista: Mujerhoy.com

En TELVA, otra conocida revista de moda, podemos leer estos días un artículo titulado “Las celebrities se vuelven alcalinas” en el que explican porque una dieta basada en verduras y productos integrales puede ayudarte a perder peso y estar más guapa. Personalidades como Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow o Jennifer Aniston la siguen. En él podemos leer: “Entre los que conocen bien este método aseguran que te aporta más energía y vitalidad porque aboga por controlar los niveles de azúcar en sangre y reduce el riesgo de infecciones aunque también tiene algunas detractoras ya que sustituye la leche, las harinas refinadas y las carnes por un extra de frutas, verduras y proteínas de origen vegetal”.

Si quieres saber más sobre lo alcalino y lo ácido puedes visitar los siguientes posts publicados en Macrobiótica Mediterránea:

En la página web telva.com también puedes ver una sencilla presentación explicando la dieta alcalina (aquí te pongo la dirección: http://www.telva.com/albumes/2013/02/11/dieta_alcalina_celebrities_adelgazar/index.html)

Hasta aquí hemos visto 3 ejemplos que demuestran como una dieta y un estilo de vida más saludable se están instalando en nuestra sociedad. Podemos encontrar ejemplos de ellos en las revistas de moda, como es este caso, pero también en las noticias, en las recomendaciones de nuestro médico, en los comercios emergentes, en las secciones de nuestro supermercado… Una nueva forma de estar en el mundo abre sus ojos: el movimiento BIO.

El movimiento “Eco” o “Bio” nos facilita el acceso a productos más sanos pero… ¿qué hacer con ellos? Es ahí donde la macrobiótica nos ayuda. Cómo combinar los alimentos, qué proporción tomar de cada uno ellos, qué alimentos tomar en cada estación, qué consumir más si queremos perder peso, qué tomar para estar concentrado… son algunas de las preguntas que responde la macrobiótica.

La macrobiótica nos enseñar a utilizar lo “bio” para estar más bellos por dentro y por fuera.

 

Publicado el Deja un comentario
Publicado el Deja un comentario

Reduce los factores de riesgo del cáncer con macrobiótica

video cancer y macrobiotica
“La Noche Temática” ofrece un programa sobre el cáncer

Más de un millón de mujeres al año son diagnosticadas de cáncer de mama, sólo la mitad sobrevivirán a la enfermedad.

Con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, hoy la 2 de rtve dedica su programa “La Noche Temática” al cáncer. El programa estará formado por dos documentales en los cuales se analiza la situación actual sobre dicha enfermedad.

Las cifras nos indican que en el futuro 1 de cada 3 personas tendrá cáncer en algún momento de su vida. Se conocen los factores de riesgo pero no la causa.

¿QUÉ SON LOS FACTORES DE RIESGO?

Cuando a una persona se le diagnostica cáncer se le pregunta qué cosas hace. Poco a poco los médicos van acumulando datos (qué comes, si fumas o no, qué trabajo realizas, dónde vives, etc.) y se dan cuenta que al cáncer lo acompañan determinadas prácticas. Por ejemplo, si fuésemos a un hospital y cogiésemos los historiales de las últimas 100 personas a las que se ha diagnosticado cáncer de pulmón, nos daríamos cuenta que 85 son o han sido fumadores. ¿Qué quiere decir esto? ¿Es el fumar la causa del cáncer de pulmón? No, pero no hay duda que tiene algo que ver. Por lo tanto, si no queremos correr riesgos será mejor no fumar.

¿Existen más factores de riesgo aparte de ser fumador? El hecho de ser fumador es el factor de riesgo más conocido a nivel social, pero existen otros factores tan importantes como este último. Los autores Richard Beliveau y Denis Gingras, exponen los factores de riesgo del cáncer de manera gráfica en su libro “Los Alimentos contra el cáncer”.

 

cancer factores riesgo y macrobiótica
La macrobiótica constituye una ayuda para reducir los factores de riesgo. Fuente: Beliveau y Gingras, 2005

Lo que deducimos de la gráfica es que el fumar y una dieta deficiente son los factores de riesgo más importantes a la hora de contraer un cáncer. Además encontramos otros factores de riesgo como son: la herencia, las infecciones (tema analizado en profundidad en uno de los documentales emitidos en “La Noche Temática”), la exposición a ambientes contaminados, la obesidad, la falta de ejercicio, el consumo de alcohol y otros.

¿QUÉ NOS ACONSEJAN LOS FACTORES DE RIESGO?

Cuantos más factores de riesgo estén presentes en nuestra vida más probabilidades tendremos de tener un cáncer. La recomendación lógica de este argumento sería eliminar aquellos factores de riesgo que estén en nuestra mano. Macrobiótica Mediterránea te ayuda a cambiar varios de ellos: la dieta, el ejercicio físico, la exposición a fuentes contaminantes y los hábitos mentales, cuya influencia se ha demostrado a través de numerosos estudios científicos.

¿Qué podemos hacer para mejorar la dieta que parece ser uno de los principales factores de riesgo? A nivel general y dicho brevemente, tendríamos que comer lo más natural posible. Los cereales, legumbres y verduras tendrían que recuperar el protagonismo en nuestras comidas, y la carne, lácteos, azúcar y productos refinados habrían de reducirse. Para más detalles podemos consultar los diferentes posts de este blog, o bien libros como los recomendados en la sección “Libros”. En caso de existir ya un diagnóstico podríamos acudir a varios libros específicos sobre el tema, como es el caso del ya citado “Alimentos contra el cáncer” de Beliveau y Gingras, o Alimentación Anticáncer de la doctora Odile Fernández, la cual ofrece talleres por toda España. El próximo se llevará a cabo en Elche  y cuya información podréis encontrar en la entrada Taller de Alimentación Anticáncer en Elche, 27 Octubre

taller anticancer y macrobiótica
Taller de alimentación anticáncer, 27 de Octubre en Elche

Por último, otra opción podría ser el asesoramiento personal de un consultor macrobiótico, pues los nuevos descubrimientos sobre qué alimentos son beneficiosos para prevenir el cáncer coinciden en su gran mayoría con las ofrecidas por la macrobiótica moderna.

 

Publicado el Deja un comentario
Publicado el 6 comentarios

Fase 1 en macrobiótica: el período de reajuste

 aprendizaje espiral y macrobiótica

Cuando empezamos en macrobiótica “retrocedemos”

Decidimos hacer algo nuevo, algo diferente de lo habitual con la intención de mejorar, pero en ocasiones la vida no nos recibe con los brazos abiertos, llenándonos de cumplidos y “enhorabuenas” por ser lo suficientemente valientes como para cambiar. Por el contrario, nos ofrece tiempos peores que los precedentes al cambio.

Cambiar de un estado a otro nos obliga a pasar a veces por un incómodo período de tiempo en el que no estamos ni aquí ni allí. Es un período de transición que se da de múltiples formas, veamos 3 ejemplos:

  1. Decidimos ir al gimnasio porque ya estamos cansados de esos kilos que nos sobran. Después de la primera semana no hay nadie que me pueda mover. Estoy peor que antes.
  2. Decidimos irnos a vivir a un país extranjero. Añoro mi antigua ciudad, amigos, incluso trabajo… ¡Qué caray, si llevaba 3 años queriendo realizar el cambio!
  3. Quiero comer más sano. Leo Macrobiótica Mediterránea y me convenzo de su importancia. Me armo de valor, lleno los armarios con arroz integral, cebada, mijo, lentejas, adzuki, alubias, garbanzos, sésamo, miso,… Me pongo manos a la obra, pero tras varios días cocinando compruebo que estoy peor que antes; tengo gases, me duele la cabeza, algo de fiebre… ¿Y esto es sano? Ahora mismo voy a ponerle una reclamación a ese tío del blog, vaya timo.

¿Qué sucede? ¿Por qué estoy peor que antes? Mi intención era mejorar pero esto es un desastre

En muchas situaciones el avance sigue un patrón en forma de espiral. Retrocedemos un poco para luego avanzar más allá de donde nos encontrábamos. Siguiendo con nuestros 3 ejemplos sabemos que:

  1. …después de una semana de gimnasio las agüjetas empiezan a desaparecer y el cuerpo nos devuelve sensaciones gratificantes
  2. …después de unos meses en un nuevo lugar de residencia comenzamos a hacer amigos y a adaptarnos a la cultura del país
  3. …después de unas semanas de comer diferente nuestro cuerpo comienza a funcionar a las mil maravillas, se ha deshecho de tóxicos acumulados durante años y recibe energía fresca de alimentos naturales

En macrobiótica existe lo que llamamos un período de reajuste que comienza en el momento en que iniciamos una alimentación con un enfoque macrobiótico. Ese período, que puede durar de 1 semana a 4 meses, lo aprovecha el cuerpo para “ajustarse” a la nueva situación. De la misma manera que el cuerpo se adapta a las condiciones externas lo hace a las internas, en este caso los alimentos ingeridos. Estos ajustes en muchos ocasiones son experimentados como síntomas físicos. La doctora Olga Cuevas realiza un magnífico análisis de dichos síntomas. En su libro “El equilibrio a través de la alimentación” expone que las señalaes más frecuentes del período de reajuste son:

  • Hormigueo en las manos
  • Orina oscura con aumento de glucosa, urea y lípidos
  • Alteraciones de la temperatura corporal
  • Fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre, especialmente hipoglucemias, con la correspondiente fatiga
  • Pérdida del apetito sexual, el organismo está muy “entretenido ” con sus labores de limpieza
  • Anemia, sobre todo en personas muy carnívoras
  • Estreñimiento
  • Dolores de cabeza y articulares y picores en la sangre producidos al ser liberados a la sangre tóxicos hepáticos
  • Dolores varios: pecho, corazón, riñones
  • Eliminación de mucosidades del aparato respiratorio

También existen síntomas relacionados con el consumo elevado de determinadas sustancias:

  • Si hemos consumido mucha azúcar en el pasado podemos experimentar: cansancio, depresión, falta de coordinación, irritabilidad, ansiedad, insomnio, taquicardia y palpitaciones.
  • Si hemos abusado del café: dolores de cabeza, temblores, nerviosismo, depresión, fatiga, estreñimiento, náuseas
  • Si hemos tomado mucho alcohol: tensión, imposibilidad para relajarse, ansias de beber, náuseas, vómitos, trastornos gastrointestinales, irritabilidad, mareos, fiebre, escalofríos y alucinaciones.
  • Si consumíamos muchos lácteos: abundante mucosidad a través de la piel, órganos sexuales, senos, me mbranas mucosas y pulmones.
  • Si la carne, grasas y proteínas frecuentaba nuestro menú: mal olor corporal, lengua “sucia”, erupciones en la piel.

Espero que todos estos síntomas no desanimen a nadie para empezar a comer de forma macrobiótica. Creo que vale la pena. Yo mismo pasé una semana en la que perdí el apetito, tenía gases, se me hincharon los dedos de las manos y tuve dolor de cabeza. Pero tras esa semana… lucidez y bienestar pasaron a formar parte de mi rutina diaria. No creas, experimenta.

En las siguientes entradas podéis encontrar algunas pautas de cómo realizar la transición hacia una alimentación macrobiótica:

 

Publicado el 6 comentarios
Publicado el Deja un comentario

¡PARTICIPA EN NUESTRO PRIMER E-BOOK DE MACROBIÓTICA!

ebook de macrobiótica
Ayuda a escribir el primer e-book de Macrobiótica Mediterránea y consíguelo gratis

Muchos son los amigos y lectores del blog que me han sugerido la idea de escribir un texto donde explicar de forma sencilla y no muy extensa lo que es macrobiótica, especialmente para aquellos que están empezando. Me ha parecido muy buena idea: un texto breve a partir del cual compartir un mismo significado del término “macrobiótica”. Aprovechando las nuevas tecnologías convertiremos ese texto en un pequeño libro electrónico o e-book al que poder acceder mediante Internet.

“Macrobiótica” es una palabra cuyos significados pueden variar en función del colectivo y el contexto en que se use. Ninguno de estos significados es mejor ni peor, simplemente distintos. Con macrobiótica puede que queramos decir una dieta estricta, una serie de prácticas sobre el estilo de vida, una filosofía, un tipo de perspectiva a partir de la cual organizar la alimentación, un tipo de medicina u otros significados. El nuevo e-book que nos planteamos aquí servirá para poder entendernos mejor y saber que estamos hablando de lo mismo. También permitirá encuadrar o saber cómo interpretar los posts que se publiquen en Macrobiótica Mediterránea. Además constituirá un punto de partida para establecer diálogos entre nuestros lectores.

Para la creación del primer e-book de Macrobiótica Mediterránea necesitaré la colaboración de todos vosotros: mis lectores. Utilizaré diversas fuentes de información: libros, videos, apuntes personales… pero también necesito algo vivo, actual y fresco. Ese punto de frescura lo aportaréis vosotros. ¿Cómo lo vamos a hacer? Ofreceré la posibilidad de contestar un máximo 10 preguntas por persona. Las preguntas pueden parecer tontas o pensadas de forma rápida. Lo que pretendemos es crear un espacio donde tengan cabida cuestiones insólitas, no pensadas antes, surgidas muchas veces de la inocencia de quien empieza algo nuevo. Tampoco hace falta que te estrujes la cabeza para ser creativo y original, simplemente tómate unos minutos de pausa y pregunta aquello que se te ocurra sin poner trabas. En definitiva, un espacio de libertad donde la creatividad pueda fluir. Puedes escribir al siguiente e-mail y formular las preguntas. Te contestaría en breve y con un estilo rápido y directo:

mariolopezpomares@gmail.com

Otra posibilidad si vives en Elche o cerca es la de formular las preguntas en persona. Las preguntas y respuestas se realizarían en la herboristería Herbia, situada en la calle Benito Pérez Galdós nº 3. Para concertar el día puedes llamar al número de teléfono 96.666.13.76 o escribir al e-mail de arriba. El formato hablado puede dar pie a un intercambio de información más rápido, donde las ideas campen a sus anchas. Sería estupendo el poder disponer de personas para ambos formatos.

Más tarde coleccionaré todas las preguntas y respuestas, y junto a otras fuentes de información me pondré manos a la obra para crear nuestro primer e-book.

Como detalle y agradecimiento para todo aquel que participe en la creación del e-book de macrobiótica mediante la formulación de preguntas, se le mandará vía e-mail un ejemplar del mismo de forma totalmente gratuita.

Desde aquí os animo a participar. Os iré informando de su evolución.

¡Atrévete!

Publicado el Deja un comentario
Publicado el 1 comentario

Fibromialgia y alimentación, testimonio de Marta

Ayer fui a visitar a una amiga, y para mi sorpresa me la encuentro tumbada boca abajo y sin apenas moverse. “¿Qué te pasa?” Le pregunté. “Me sentó mal el alioli. Estoy fatal”. Más tarde, cuando ya podía mantener una conversación normal, los dos reconocimos la influencia de lo que comemos en cómo nos sentimos.

¿Y si ese ejemplo con el alioli se trasladase a un grupo de alimentos que hemos tomado desde pequeños, sin la oportunidad de poder comparar con ninguna otra forma de sentirnos? ¡Pensaríamos que somos eso que hemos sentido desde siempre! ¿Y si buscasemos la solución a nuestros males en otras direcciones, simplemente porque no a todo el mundo le sienta igual de mal lo que comemos? Entonces, estaríamos condenados a seguir enfermos y deprimidos, convencidos de que la vida es sólo eso.

Hace dos meses publiqué una entrada –Macrobiótica para la fibromialgia– en la que comentaba el libro titulado “Manual de Fibromialgia. Basado en la recuperación de Marta”, escrito por Vicente Estupiñá y Maribel Ortells, padres de Marta, una niña que con 12 años fue diagnósticada de fibromialgia. Marta sufrió desde pequeña dolores en los pies, en las rodillas, casancio extremo, contracturas musculares, ruturas fibrilares… y otros síntomas que los médicos no lograban contrarrestar. Gracias a la inquietud de sus padres, que se pusieron a investigar por su cuenta, dieron con la pieza clave, el punto crítico que le daba la vuelta a todo el sistema: la alimentación.

Nueve años después Marta nos habla sobre su recuperación. Se trata de un vídeo de pocos minutos, pero suficientes para poder transmitir con fuerza su mensaje. Los médicos le dijeron que no iba a poder llevar una vida normal, y sin embargo, a través de cambios en la alimentación, ahora está haciendo realidad sus sueños.

Para colgar el vídeo en Macrobiótica Mediterránea, le pedimos permiso a Maribel Ortells, que tras la recuperación de Marta se formó en Nutrición y ahora comparte lo aprendido a través de su página web. Pincha en el siguiente enlace para visitarla:

Manual de Fibromialgia

En la página de Maribel podrás encontrar información acerca de la fibromialgia y cómo tratar esta mediante la alimentación. También podéis tener acceso a una serie de boletines que se escriben regularmente y preguntar a Maribel  vuestras dudas.

¿Qué tiene que ver la macrobiótica con la recuperación de Marta?

Para recuperarse Marta cambió de dieta, introduciendo alimentos más naturales y sin procesar como los cereales, las legumbres, las verduras, semillas, algas, etc. Al mismo tiempo evitó los alimentos precocinados, los aditivos, el azúcar, los productos refinados, etc. Todos estos cambios coninciden con la propuesta macrobiótica. Más allá de los nombres y etiquetas hemos de reconocer la verdad que se esconde tras ellas, y llame y como se le llame, una alimentación basada en cereales, verduras y legumbres, trae en la mayoría de los casos consecuencias positivas para la salud.

Lo que nos ocurre una vez puede estar ocurriendo desde siempre, y por ese mismo motivo -está ocurriendo siempre- no nos damos cuenta de que ocurre. No solamente el alioli puede sentarnos mal, pueden ser muchas más cosas. Y puede que esas cosas no den síntomas tan claros como le ocurrió a mi amiga, que tuvo que acostarse. Puede que sean molestias ligeras o aturdimiento o falta de energía. Ser capaz de ver lo que nos rodea es el primer paso para ser libres.

Publicado el 1 comentario