Publicado el Deja un comentario

¡PARTICIPA EN NUESTRO PRIMER E-BOOK DE MACROBIÓTICA!

ebook de macrobiótica
Ayuda a escribir el primer e-book de Macrobiótica Mediterránea y consíguelo gratis

Muchos son los amigos y lectores del blog que me han sugerido la idea de escribir un texto donde explicar de forma sencilla y no muy extensa lo que es macrobiótica, especialmente para aquellos que están empezando. Me ha parecido muy buena idea: un texto breve a partir del cual compartir un mismo significado del término “macrobiótica”. Aprovechando las nuevas tecnologías convertiremos ese texto en un pequeño libro electrónico o e-book al que poder acceder mediante Internet.

“Macrobiótica” es una palabra cuyos significados pueden variar en función del colectivo y el contexto en que se use. Ninguno de estos significados es mejor ni peor, simplemente distintos. Con macrobiótica puede que queramos decir una dieta estricta, una serie de prácticas sobre el estilo de vida, una filosofía, un tipo de perspectiva a partir de la cual organizar la alimentación, un tipo de medicina u otros significados. El nuevo e-book que nos planteamos aquí servirá para poder entendernos mejor y saber que estamos hablando de lo mismo. También permitirá encuadrar o saber cómo interpretar los posts que se publiquen en Macrobiótica Mediterránea. Además constituirá un punto de partida para establecer diálogos entre nuestros lectores.

Para la creación del primer e-book de Macrobiótica Mediterránea necesitaré la colaboración de todos vosotros: mis lectores. Utilizaré diversas fuentes de información: libros, videos, apuntes personales… pero también necesito algo vivo, actual y fresco. Ese punto de frescura lo aportaréis vosotros. ¿Cómo lo vamos a hacer? Ofreceré la posibilidad de contestar un máximo 10 preguntas por persona. Las preguntas pueden parecer tontas o pensadas de forma rápida. Lo que pretendemos es crear un espacio donde tengan cabida cuestiones insólitas, no pensadas antes, surgidas muchas veces de la inocencia de quien empieza algo nuevo. Tampoco hace falta que te estrujes la cabeza para ser creativo y original, simplemente tómate unos minutos de pausa y pregunta aquello que se te ocurra sin poner trabas. En definitiva, un espacio de libertad donde la creatividad pueda fluir. Puedes escribir al siguiente e-mail y formular las preguntas. Te contestaría en breve y con un estilo rápido y directo:

mariolopezpomares@gmail.com

Otra posibilidad si vives en Elche o cerca es la de formular las preguntas en persona. Las preguntas y respuestas se realizarían en la herboristería Herbia, situada en la calle Benito Pérez Galdós nº 3. Para concertar el día puedes llamar al número de teléfono 96.666.13.76 o escribir al e-mail de arriba. El formato hablado puede dar pie a un intercambio de información más rápido, donde las ideas campen a sus anchas. Sería estupendo el poder disponer de personas para ambos formatos.

Más tarde coleccionaré todas las preguntas y respuestas, y junto a otras fuentes de información me pondré manos a la obra para crear nuestro primer e-book.

Como detalle y agradecimiento para todo aquel que participe en la creación del e-book de macrobiótica mediante la formulación de preguntas, se le mandará vía e-mail un ejemplar del mismo de forma totalmente gratuita.

Desde aquí os animo a participar. Os iré informando de su evolución.

¡Atrévete!

Publicado el Deja un comentario
Publicado el Deja un comentario

Macrobiótica sin aspartamo

Macrobiótica sin aspartamo y otros edulcorantes
Aprende los peligros de los edulcorantes artificiales y las alternativas que te ofrece la macrobiótica

Desde este blog hemos mencionado en varias ocasiones los inconveninentes de tomar azúcar y porqué hemos de evitarla para llevar una alimentación macrobiótica (ver la entrada: Por qué no azúcar en macrobiótica). En esta ocasión nos gustaría resaltar los peligros de una dieta con productos “sin azúcar” que contienen aspartamo como sustituto. Para ello utilizaremos el libro de Jean-Luc Darrigol titulado “El aspartamo y otros edulcorantes“.

El libro es un texto breve y que va al grano acerca de los peligros que representan los edulcorantes artificiales, especialmente el aspartamo. El propósito del libro, como el autor escribe en la introducción, es informar sobre los numerosos motivos que nos recomiendan leer cuidadosamente las etiquetas de lo que comemos y abstenerse de consumir productos edulcorados, ya que sus perjuicios sobre la salud son innumerables. Del aspartamo se han identificado 92 efectos perjudiciales. Estos son algunos ejemplos:

  • Fatiga general
  • Insomnio
  • Depresión
  • Migraña
  • Alteraciones cognitivas
  • Pérdida de memoria
  • Dificultades en el habla
  • Falta de concentración
  • Alteraciones emocionales
  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Cambios de humor repentinos
  • Miedos irracionales

¿QUÉ ES EL ASPARTAMO?

El aspartamo, también conocido como E951, es un edulcorante artificial que al ser digerido da como resultado 3 sustancias: fenilalanina, ácido aspártico y metanol.

(1) La fenilalanina constituye un 50% de la masa de los tres elementos. Es un aminoácido que también está presente en la carne, el pescado la leche, los huevos y otros productos. Es importante para un correcto funcionamiento del sistema nervioso, pero una cantidad excesiva de fenilalanina se vuelve tóxica, llegando a provocar tumores cerebrales.

(2) El ácido aspártico representa un 40% de la masa de los tres elementos. También es un aminoácido y también es importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso, ya que facilita la transmisión entre neuronas. Pero un exceso de esta sustancia altera el proceso de transmisión nerviosa, pudiendo llegar a destruir poco a poco las neuronas si el consumo masivo se prolonga.

(3) El metanol representa un 10% . Al ser absorbido se descompone en 3 elementos: (a) Formaldehído: se considera formalmente como cancerígeno; (b) Ácido fórmico: desencadena una acidosis nociva en el organismo; (c) Dióxido de carbono.

¿DÓNDE PODEMOS ENCONTRARLO?

Para responder a esta pregunta decidí realizar una investigación personal. Me adentré en uno de los supermercados cercanos a casa y fui a la busca y captura de productos con aspartamo. He de decir que me esparaba encontrar más. No habían tantos como pesaba, creo que estaba condicionado por la lectura del libro y otras fuentes de información que consulté. “Bueno, la cosa no está tan mal como se pinta” pensé. Aún así es importante saber cuáles son esos productos y evitar su consumo. Ahí va:

productos con aspartamo , no macrobiótica
Fotografías resultado de mi investigación (1ª parte): productos con aspartamo, no recomendables en una alimentación macrobiótica
Fotografías resultado de mi investigación (2ªparte): productos con aspartamo, edulcorante a evitar en una alimentación macrobiótica

ALTERNATIVAS

Para finalizar la entrada me gustaría enumerar algunas alternativas que se nombran en el libro de Jean-Luc Darrigol, “El aspartamo y otros edulcorantes”. Para el autor estas serían las alternativas más saludables:

  • Stevia
  • Inulina
  • Jarabe de arce
  • Miel
  • Fructosa
  • Maná

Desde la macrobiótica tradicional cabe incorporar la melaza de arroz y la melaza de cebada, ambas provienen de la fermentación del arroz y la cebada respectivamente. Otras alternativas a tener en cuenta podrían ser el concentrado de manzana y los frutos secos como orejones y pasas que al triturarlos endulzan la receta que estemos preparando con ellos.

 

Publicado el Deja un comentario
Publicado el Deja un comentario

¿Por qué actividad física en una vida macrobiótica?

actividad fisica y macrobiótica
Una vida macrobiótica incluye actividad física a diario

El pasado viernes me desplacé hasta el pueblo de Relleu (interior de la provincia de Alicante), donde un compañero de promoción ofrecía una charla sobre los beneficios de la actividad física.

En varias ocasiones hemos comentado que la macrobiótica se trata de la gestión de todos aquellos estímulos que nos rodean, para lograr así un estado de equilibrio en el que todo funcione correctamente. Debido a la vida moderna, donde pasamos gran parte del tiempo sentados y realizando tareas mentales, se hace imprescindible compensar la inactividad física con actividad física, así logramos un equilibrio que favorece la salud física, psicológica y social.

Miguel Polo, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, comenzó exponiendo la diferencia entre actividad física, ejercicio físico y deporte. A nivel coloquial estos tres términos se usan como sinónimos, pero si los analizamos con más detalle advertiremos diferencias. Veámoslo con unos ejemplos:

  • Actividad física: montar en bicicleta para dar un paseo o bailar o arreglar el jardín
  • Ejercicio físico: montar en bicicleta de forma planificada y con el objetivo de mejorar la forma física; realizar una clase de spinning, salir a entrenar con la bicicleta
  • Deporte: actividad sujeta a unas reglas y en un contexto de competición; participar en el Tour de Francia o en alguna otra competición reglada

Desde el punto de vista de la salud, sería suficiente con la presencia de actividad física en nuestro día a día. Si queremos aumentar nuestra forma física o experimentar la emoción de la competición, optaríamos por las otras dos alternativas.

Según un informe de la OMS (2002) el sedentarismo es un los principales factores de riesgo en la salud de la población. En los países desarrollados está considerado el 7º factor de riesgo de muerte por detrás de la hipertensión arterial, el tabaco, el alcohol, el colesterol, el exceso de peso y el bajo consumo de frutas y verduras. En España el 7% de las muertes están relacionadas con el sedentarismo.

La actividad física, desde el punto de vista de la teoría macrobiótica, compensaría los efectos adversos del sedentarismo. De forma resumida enumero a continuación los beneficios que la actividad tiene sobre las dimensiones física, psicológica y social que Miguel Polo expuso magistralmente durante la charla. Cabe resaltar que todos los beneficios citados iban acompañados de referencias a fuentes que los demostraban de forma científica.

BENEFICIOS FISIOLÓGICOS

  1. Previene el sobrepeso y la obesidad
  2. Reduce las grasas en sangre: el colesterol malo y los triglicéridos
  3. Disminuye la tensión arterial
  4. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  5. Reduce el desarrollo de diabetes de tipo 2
  6. Aumenta la densidad ósea; de esta manera se reduce el riesgo de osteoporosis
  7. Aumenta la eficacia cardíaca, es decir, que el corazón bombea sangre con mayor facilidad
  8. Mejora la condición cardiorespiratoria. Captamos mejor el oxigeno y lo utilizamos mejor
  9. Mejora los niveles de fuerza, resistencia y flexibilidad
  10. Reduce el riesgo de muerte temprana
  11. Reduce el riesgo de cáncer de mama y de colón, y existe una evidencia moderada de que reduce el riesgo del cáncer endometrial y de pulmón
  12. Mejora la calidad del sueño, requisito fundamental para el mantenimiento de la salud

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

  1. Aumentan la estabilidad emocional y el optimismo
  2. Reduce las emociones como ansiedad, tensión, ira, hostilidad y otras emociones que aparecen en situaciones estresantes
  3. Reduce los niveles de depresión
  4. Aumenta el rendimiento académico; mejora la atención y la memoria
  5. Aumenta la sensación de bienestar relacionado con el incremento de los niveles de endorfinas en el organismo
  6. Mejora la autoestima y la sensación de autoeficacia
  7. Te pone en contacto con el medio natural y con otras personas con las pasas buenos ratos
BENEFICIOS SOCIOLÓGICOS
  1. Aumenta la sociabilidad, incrementando las amistades
  2. Disminuye el uso de alcohol y otras drogas
  3. Propicia una imagen corporal positiva
  4. Ahorra en sanidad. Al estar menos enfermos gastamos menos en medicamentos

A nivel general podemos afirmar que las poblaciones más activas físicamente son las que tienen una mayor esperanza de vida, y  que los beneficios de la actividad física son para todos, independientemente de edad, sexo u otro tipos de diferencias. En este sentido ocurre lo mismo que con una dieta macrobiótica, la cual afecta positivamente a todo tipo de población.

¿Qué tipo de actividad sería beneficiosa para nuestra salud?

Una actividad física de intensidad moderada, que se realiza un mínimo de 3 días por semana con una duración mínima de 30 minutos. En caso de niños se recomienda al menos 1 hora de actividad física al día.

¿Cómo sabemos se la intensidad es la adecuada?

Al empezar la actividad aumentará la sensación de calor. Si quisiéramos podríamos hablar durante la actividad, es decir, que nuestro ritmo respiratorio no sería tan rápido como para impedirnos hablar. Con esas dos indicaciones sería suficiente, en caso de querer ser más preciso podríamos recurrir a un pulsómetro y a las recomendaciones de un profesional.
Esta entrada ha sido un breve resumen de la charla que Miguel Polo nos hizo disfrutar la tarde del viernes. Desde aquí queremos agradecerle la recopilación de tan valiosa información y la forma clara y amena de comunicarlo. Un abrazo de tu amigo y gracias por aportar todo este conocimiento al mundo de la macrobiótica.
Publicado el Deja un comentario
Publicado el 2 comentarios

Macrobiótica para compensar los efectos del ruido

ruido y macrobiotica
El ruido nos afecta al igual que lo hace la sal. Aprende con macrobiótica qué efecto produce y cómo remediarlo

Esta mañana, mientras mi hermana desayunaba, en la televisión estaban emitiendo un reportaje sobre el ruido. Comentaban cosas muy interesantes en cuanto a la relación que existe entre el ruido y la salud. Al gustarme el tema he decidido escribir sobre él desde el punto de vista de la macrobiótica.

Para la teoría macrobiótica el ruido es un fenómeno yang. ¿Qué significa eso? La macrobiótica clasifica cualquier cosa o fenómeno en yin o yang. Algunos ejemplos de cada categoría son los siguientes:

  • YIN:  lo femenino, lo frío, dieta basada en plantas, una actitud cooperativa, el campo, música suave y relajada, el agua, el dulce, las drogas.
  • YANG: lo masculino, el calor, dieta basada en productos animales, una actitud competitiva, la ciudad, una música estridente y rápida, lo salado, el plomo.

A veces entendemos algo porque nos lo explican y a veces porque deducimos reglas. Revisando los ejemplos expuestos podemos deducir qué es yin y qué es yang, pero por si acaso quedan dudas aquí viene la explicación: Yin es la expansión, lo que va hacia fuera, lo ligero. Yang es lo contractivo, lo concentrado y lo que va hacia dentro.  Si tenemos en cuenta ejemplos y explicación llegaremos rápidamente a la conclusión de que el ruido es un elemento yang.

¿Cuál es el efecto del ruido en nosotros?

Como cualquier otro elemento yang, su efecto será el de contraernos. De la misma manera ocurre con alimentos como la sal, la carne o los huevos. En uno de los informes que la OMS (Organización Mundial de la Salud) emite sobre el ruido se exponen los efectos fisiológicos que el ruido provoca en seres humanos:  aumenta el ritmo cardíaco y respiratorio, aumenta la tensión muscular y disminuye la secreción de jugos gástricos. Todos estos efectos entrarían dentro de la categoría yang.

¿Qué podemos hacer para compensar el ruido?

La teoría de yin-yang recomienda que para equilibrar una situación hemos de administrar algo del extremo opuesto. Siguiendo esa lógica, si el ruido es yang, nosotros aplicaremos elementos yin.

¿Qué elemento yin podemos aplicar?

Imaginemos que hemos estado toda la tarde trabajando con un ruido espantoso.  Al llegar a casa, como ya sabemos mucho de macrobiótica, haremos una o varias de estas cosas para compensar el efecto del ruido en nosotros:

  •  Unos minutos de relajación o meditación
  •  Música suave y relajante
  • Un dulce o zumo de frutas
  • Cocinar con poca sal y usar métodos de cocina suaves como el hervido, escaldado o salteado rápido, evitando la olla a presión o el horno
  • Un baño o una ducha
  • Una comedia o nuestro programa de televisión favorito
  • Conversar con una persona que nos transmita paz y calma
  • … y otros muchos que la teoría yin-yang nos puede ayudar a encontrar

Todos estos ejemplos nos hacen ver que la macrobiótica no sólo consiste en saber qué comer sino en otros aspectos del estilo de vida, en este caso el ruido al que nos vemos expuestos. Advierte como en ocasiones la ansiedad que podamos sentir puede ser el resultado de haber estado expuestos a mucho ruido. Reconoce como el medio te afecta y libérate de ti mismo para poder responder a cada situación de forma consciente.

 

Publicado el 2 comentarios
Publicado el Deja un comentario

Macrobiótica para la gente ocupada

macrobiotica gente ocupada
La macrobiótica también se ocupa de la gente ocupada

Esta es la tercera entrada dedicada a qué tipo de alimentos y en qué cantidad tomar para una dieta macrobiótica. Las dos anteriores fueron:

Hoy exponemos la gráfica diseñada por Verne Varona para aquellos que van de aquí para allá, y apenas pueden prestar atención a lo que comen. La vamos a llamar:

GUÍA PERCENTUAL MACROBIÓTICA PARA LA GENTE OCUPADA

Mucha gente se tiene que enfrentar día a día a una agenda repleta de compromisos, teniendo que  compaginar el trabajo, la vida familiar, los intereses personales, el ejercicio, la preparación de los alimentos, el descanso, etc. Muchos de ellos desconocen el valor que tiene la comida, y mucho menos el poder que reside en ella para transformarnos. Si eres una de estas personas, esta es la guía que te puede orientar hacia una alimentación saludable.

En su trabajo como consultor macrobiótico, Verne empezó a notar que a su consulta llegaban personas que decían no tener tiempo para cocinar. En respuesta a esta gente diseñó esta guía. Observó que aunque no era suficiente para obtener los mejores resultados, sí que valía para mejorar respecto a meses anteriores. Estas mejoras, en la mayoría de los casos, eran suficientes para inspirar a sus clientes  y animarles a introducir más cambios. Algunas de las mejoras eran  aumento de la energía, sueño de más calidad, regularidad intestinal y mayor sensación de calma.

Lo más importante de esta guía es la introducción de cereales y verduras a la dieta. Al mismo tiempo se aumentan unos alimentos para facilitar la reducción de otros consumidos anteriormente. Por ejemplo:

  • Tomar legumbres ayuda a reducir el consumo de proteínas animales
  • Usar un poco más de aceite, semillas y frutos secos, ayuda a reducir el deseo de lácteos
  • Las frutas ayudan a reducir el consumo de azúcar, siendo más sanas
  • Consumir latas y productos congelados de mejor calidad también supone una mejora en la dieta

Con esta guía se hace lo mejor que se puede con las opciones que nos ofrece un estilo de vida acelerado. Aquí presento la gráfica de la guía percentual macrobiótica para los que no paran:

guía percentual macrobiótica (II)
Guía percentual macrobiótica para la gente ocupada

En tantos por cien la guía quedaría de este modo:

  • 10% Productos derivados de los cereales: pasta, pan, galletas, etc.
  • 20% Cereales integrales en grano: arroz integral, mijo, cebada, avena, etc.
  • 25% Verduras. Normalmente se prefieren de cultivo biológico y correspondientes a la estación en la que nos encontremos, pero en este caso -gente ocupada- con tener presente más verduras sería suficiente
  • 5% Legumbres: garbanzos, lentejas, alubias, etc.
  • 40% Todo lo demás

Esta guía representa una forma más que tiene la macrobiótica de adaptarse a las circunstancias, de modo que podamos conseguir un poco más de equilibrio desde cualquier punto en el que nos encontremos.

Publicado el Deja un comentario