Publicado el

Testimonio de cómo mejoró la salud con macrobiótica

nancy o'neil testimonio macrobiotica
A menudo encontramos testimonios de personas que mejoraron su salud a través de un estilo de vida y dieta macrobiótica

Periódicamente me envían desde el Insituto Kushi información acerca de las actividades que allí están realizando. En ocasiones también me envían testimonios de personas que, mediante una dieta macrobiótica, han resuelto la mayor parte de sus problemas de salud. El mes pasado recibí uno de esos testimonios. Aún conociendo los beneficios que nos aporta una dieta natural, basada en cereales en grano, verduras y legumbres, no dejo de sorprenderme de algunos casos. Este es uno de ellos, por eso he decidido traducir el testimonio y colgarlo en esta entrada.

Dice así:

La mayor parte de mi vida he tenido una dieta poco saludable que consistía en comida rápida, refrescos y comida con mucha grasa y poca fibra. Al final mi dieta se apoderó de mí.

Al final de abril de 2012 vine a Kushi Institute como una mujer muy enferma, con una larga lista de síntomas, incluidos diverticulitis y otros problemas intestinales, vértigo, problema de visión, sonidos en el oído, muchos problemas menstruales, obesidad, artritis y depresión. En los cuatro años previos he pasado por tres hospitalizaciones y dos cirujías. Una de las cirujías fue una emergencia –una colostomía que me salvó la vida tras una perforación de instestino. La operación fue un éxito, pero incluso 6 meses después he estado sufriendo de depresión

Fui al Instituto Kushi porque my hermana mayor iba a ir para el programa Way to Health y me invitó. Aunque yo no tenía mucha esperanza en ese momento, quería ver si la macrobiótica podría ayudarme a remediar la larga lista de problemas de salud. Esta fue la mejor decisión que nunca he tomado.

Estuve en el Insituto Kushi dos semanas, primero hice el programa Way to Health, después continué otra semana con el programa Way to Health PLUS. Después de ambos programas mi estancia terminó. Había perdido cuatro kilos y estaba menos deprimida de lo que había estado en años.

Escribo esto unas pocas semanas después de volver a casa, e incluso en este corto espaio de tiempo, mi pérdida de peso ha continuado, y ya no estoy deprimida. De hecho, estoy feliz y emocionada con el futuro. Mi cuerpo se siente más fuerte. Ya no tengo diverticulitis y voy al baño sin problemas. Esto es increíble para mi porque durante años yo siempre he tenido problemas para ir al baño, o bien tenía diarrea o estreñimiento. El vértigo y los sonidos en el oído han desaparecido. Los problemas menstruales se han ido. Tengo mucho menos dolor por la artritis y siento que finalmente se irá después de alcanzar mi peso ideal.

En el InsitutoKushi también me di cuenta que el gluten formaba parte de mis problemas de salud y ahora tomo una dieta sin gluten.

Estoy muy agradecida a mi hermana por llevarme al Instituo Kushi, y también a los miembros del Instituto Kushi, los cuales fueron maravillosos, y grandes ejemplos de cómo la vida puede ser si comes de forma macrobiótica. Estoy en contacto con las personas que también hicieron el programa. Es muy bueno el tener amigos con los que compartir el mismo estilo de vida. Compartimos un montón de consejos sobre cocina y compras.

¡No puedo esperar a ver lo bien que me voy a senir después de otro año! Ahora, en vez de preocuparme por el futuro, yo estoy impaciente para ver cómo se desenvuelve.

Cuando yo estaba en el Insituto Kushi, Larry y Judy MacKenney, dos de nuestros maravillosos profesores, solían ponernos en círculo al final de la clase y decir “Todos los días, en todas las maneras, yo me estoy poniendo mejor y mejor”. Continuo diciendome esto, y para mi ha sido verdad – ¡Todos los días, en todas las maneras YO ESTOY poniéndome mejor, mejor y mejor! Gracias al Insituto Kushi por este maravilloso regalo. Vosotros me habéis dado la salud.

Nancy O’Neil, Junio 2012

 

Be Sociable, Share!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *