Preguntas frecuentes

Si eres nuevo en el blog, este apartado te servirá para comenzar a construir una idea de lo que es Macrobiótica Mediterránea y mi forma de entender la alimentación saludable. Si sigues mi blog con asiduidad te servirá para repasar ciertos conceptos y resolver dudas a cuestiones específicas.

PREGUNTAS FRECUENTES

1.- ¿Qué significa la palabra macrobiótica?

Viene de las palabras griegas “macro”, que significa “grande” o “larga”, y “bio”, que significa “vida”. Por tanto, su significado sería “vida larga”, es decir, vivir muchos años, o bien “vida grande”, una vida en la que hacemos realidad nuestras potencialidades, aquello que podemos llegar a ser (100 preguntas sobre Macrobiótica. P10)

2.- ¿Qué herramientas utiliza la macrobiótica para hacer la vida de las personas más larga (más salud)?

La dieta y el estilo de vida.
Por dieta entendemos el tipo de alimentos que conforman nuestra dieta diaria, los métodos de cocción, el cómo y cuando comer, los ajustes específicos según estación y clima donde vivimos, así como la condición de salud de la que disfrutamos.
Por estilo de vida entendemos las actividades como el ejercicio físico, los horarios en los que nos levantamos y acostamos, nuestras relaciones sociales, el ambiente profesional y otros factores.

3.- ¿Qué alimentos son los más recomendados?

En la macrobiótica se recomiendan para consumir frecuentemente: cereales integrales en grano, verduras, legumbres, aceite, condimentos, frutas, semillas y frutos secos. En menos cantidad alimentos de procedencia animal como pescado, huevos o carne.

4.- ¿Cuál es la diferencia entre un cereal en grano integral y otro refinado?

Diferencias entre cereales integrales y refinados from Macrobiótica Mediterránea on Vimeo.

5.- ¿Qué alimentos están prohibidos?

De forma tradicional en macrobiótica se ha prohibido la carne, los huevos, la leche y sus derivados, el azúcar y los estimulantes. Pero consideramos tal prohibición  parte del pasado de la macrobiótica, recomendaciones generales que iban bien para una gran mayoría y para depurar, pero que no es correcta en todos los casos. Por ello, los alimentos “prohibidos” hoy en día dependerá de la salud de cada uno, de la misma forma que pueda hacer la medicina occidental. Algunos ejemplos son la recomendación de consumir pocos lácteos en caso de exceso de mucosidad o problemas de piel, o pocas solanáceas en caso de artrosis.

6.- ¿De dónde conseguimos el calcio si no tomamos leche?

Según Olga Cuevas en su libro “El equilibrio a través de la alimentación”, podemos conseguir el calcio de la misma fuente que los grandes animales como caballos, vacas, elefantes y rinocerontes: de las hojas verdes, muy ricas en calcio y magnesio. Entre las mejores tenemos: el brocoli, el perejil, los berros, las ortigas, el repollo, las nabizas, los grelos, el diente de león, las berzas y los cenizos. Se recomienda cocerlas poco y masticarlas bien para aprovechar sus nutrientes. Otra fuente excelentes son las algas.

7.- La macrobiótica utiliza varios productos elaborados con soja, ¿son estos productos buenos para el cáncer?

Fitoestrógenos fuertes y fitoestrógenos débiles from Macrobiótica Mediterránea on Vimeo.

Notas que complementa el vídeo:

Alimentos con fitoestrogénos fuertes: productos elaborados con soja cruda, como por ejemplo: yogures de soja, leche de soja, soja en grano, soja texturizada, la mayor parte de los tofu comerciales.

Alimentos con fitoestrógenos débiles:  ajo, apio, arroz integral, avellana, avena, ciruelas, remolacha, col, hinojo, legumbres (a excepción de la soja), manzana, lino, sésamo, zanahoria.

8.- ¿Por qué la macrobiótica utiliza tanta terminología oriental?

Al ser japonesas las personas que con más énfasis difundieron la macrobiótica en el siglo XX, sus sus contenidos tienen tintes de esa cultura. Por ello la terminología usada y los alimentos típicos (miso, tempeh, gomasio, etc.) en macrobiótica tradicional son de origen japonés. Hoy en día, con la labor de los consultores modernos, se está produciendo una rápida traducción a un lenguaje más acorde con nuestra cultura, al mismo tiempo que se incorporan conocimientos de ciencias modernas como la nutrición, la psicología y la medicina (100 preguntas sobre macrobiótica. P47).

9.- ¿Para llevar una dieta macrobiótica es necesario tomar productos japoneses?

No es necesario incluir productos japoneses. Puedes alimentarte de forma macrobiótica con alimentos locales, de hecho es una contradicción de la teoría macrobiótica. Por un lado se recomiendan productos locales y del mismo clima donde vivimos y por otro se recomienda tomar miso, salsa de soja, ciruela umeboshi… Según mi experiencia este tipo de productos se mantiene en las recomendaciones por dos razones: 1) Para darle a la macrobiótica una identidad. Ninguna otra corriente de nutrición saludable recomienda estos productos; 2) Para disfrutar de sus beneficios, a pesar de no pertenecer a la cultura mediterránea. Puedes usarlos si te gusta probar cosas nuevas en la cocina o si te vieses particularmente beneficiado por sus efectos, o bien puedes prescindir de ellos si te haces un lío o no sabes cómo incluirlo en tu día a día.

10.- ¿Por qué debemos evitar tomar azúcar regularmente?

Porque está relacionada con dolencias como: obesidad, caries dental, descalcificación ósea, diabetes, hipoglucemia, cálculos biliares, debilitamiento inmunitario y problemas cardiovasculares. Es una sustancia con efectos adictivos y está vacía de nutrientes (sólo aporta calorías). Si quieres más información al respecto pincha en Por qué no-azúcar en macrobiótica.

11.- ¿Es la dieta macrobiótica adecuada nutricionalmente?

Aquí nos encontramos con el problema de una falta de definición clara de lo que es macrobiótica. Si exploras por Internet encontrarás versiones de la macrobiótica diferentes; unas muy estrictas, otras menos. En mi opinión y en opinión de la mayoría de mis profesores y consultores con una vida dedicada a la macrobiótica, las versiones estrictas llevarán a deficiencias nutricionales. Pretender alimentarse solo de arroz integral o no beber apenas agua llevará irremediablemente a problemas de salud. Por lo tanto, acude a versiones modernas y flexibles de la macrobiótica como lo escrito en este blog o, por ejemplo, los libros de Montse Bradford u otros libros de dieta sana como la Pirámide de la Salud.

12,- ¿La macrobiótica es segura para los niños?

El consultor macrobiótico Francisco Varatojo responde a esta pregunta con lo siguiente: “La macrobiótica para niños no solo es segura para los niños, sino que es recomendable. Tengo cuatro hijos (de los diecinueve a los veintisiete) que siempre se ha alimentado así, sin que ello les haya supuesto ningún problema. Han crecido normales y sanos hasta ahora. Conozco a cientos de niños que siguen una dieta macrobiótica en todo el mundo que gozan de buena salud y que son, en realidad, el mejor ejemplo de los beneficios que esta práctica comporta” (Macrobiótica, la revolución sana. P. 205).

Opino que en este punto lo importante es no ir a versiones extremas de la macrobiótica. Si estás interesado en saber más sobre ello acude al post Deficiencia en niños con una dieta macrobiótica, donde se analiza el crecimiento de los niños de una comunidad macrobiótica en Holanda y se dan recomendaciones finales para adaptar la macrobiótica a niños.

13.- ¿La dieta macrobiótica cura el cáncer?

No cura el cáncer. Una dieta macrobiótica bien diseñada mejora la condición en que se encuentra nuestro organismo; alcaliniza el medio interno, estimula el funcionamiento del sistema inmune, optimiza la función depurativa… todo ello contribuye a aumentar las probabilidades de que el cuerpo mejore su salud, lo cual afecta positivamente a la recuperación del cáncer. Pero en estos casos hemos de tener en cuenta otras cuestiones que nos indicarán cuan útil puede ser un cambio de alimentación en el tratamiento del cáncer: tipo de cáncer, momento en el que se encuentra de su desarrollo, hábitos pasados, etc. Puedes encontrar más información en la página Cáncer del blog y en varios posts.

Considerar que una persona se ha recuperado de una enfermedad como el cáncer sólo por un cambio en su alimentación mer parece una visión muy fragmentaria del asunto. Reconozco que la alimentación es una pieza fundamental pero nunca es la única. Hay que considerar otros aspectos importantes como el entorno y sus contaminantes, la emociones, los factores genéticos, el estilo de vida, etc. Puedes ampliar información en Reduce los factores de riesgo del cáncer con macrobiótica.

14.- ¿Tendré suficientes proteínas con este tipo de alimentación?

En la dieta macrobiótica estándar, también llamada aquí macrobiótica tradicional, no se incluyen suficientes proteínas ya que se recomienda pescado blanco dos veces al mes y nada de huevos, carne o productos lácteos. Este tipo de dieta macrobiótica estándar es adecuada para depurar, mantenida no más de 2 meses. Pero una dieta macrobiótica moderna, adaptada para mantenerla a largo plazo, debería de tener las proteínas suficientes, incluyendo pescado más a menudo, huevos, carne y dependiendo de cada caso una pequeña cantidad de lácteos, intentando que la calidad de todos estos productos sea la máxima posible.

Y si quieres saber más de la macrobiótica en un sencillo formato de preguntas y respuestas descárgate el libro “100 preguntas sobre Macrobiótica“.

macrobiotica moderna mario lopez

 

Be Sociable, Share!