Publicado el

Crema de arroz con miso

desayuno macrobiótico

Una de las opciones que Aveline Kushi nos ofrece para el desayuno es la crema de arroz con miso. Es una excelente opción para aprovechar el arroz integral cocinado que nos haya podido sobrar de otras recetas. Es una crema de arroz reforzada con el miso y algunas verduras.

Para su elaboración necesitarás:

  • 1 taza de arroz integral cocinado
  • 3 tazas de agua
  • 1/2 taza de apio cortado
  • 7 cm de tira de alga kombu, remojada previamente
  • 2 setas shiitake de tamaño medio o 4 si son muy pequeñas. Remojadas previamente y cortadas
  • Miso de cebada (mugi miso) o de arroz (shiro miso) si la quieres más suave, 1 cucharada rasa
  • Cebollino para aderezar

Tienes todos los ingredientes en la fotografía. Recuerda que 1 taza son aproximadamente 250 ml. Los ingredientes son para una persona.

Para elaborarlo:

  1. Pon el arroz, el agua, el apio, el alga kombu y la seta shiitake en un cazo u olla.
  2. Cuando empiece a hervir, baja el fuego, tapa el cazo y deja hirviendo 30 minutos, o hasta que empieza a espesar el caldo.
  3. Coloca el miso en un tazón y disuélvelo con un poco del líquido de la olla. Añade el miso disuelto a la olla y hierve a fuego bajo unos minutos más.
  4. Sirve con el cebollino por encima.

Esta crema constituye el plato principal de muchos desayunos macrobióticos, normalmente acompañado de té bancha y algún encurtido.

Crema de arroz con miso, receta clásica de la macrobiótica de Kushi.

La receta aquí mostrada pertenece a una macrobiótica muy terapéutica, baja en proteínas y grasas. Para darle un toque más intenso de sabor podríamos utilizar aceite, de oliva o de sésamo, algunas especias tipo romero o tomillo, más verduras, o sustituir el agua por un caldo de verduras.


NOTAS

Libro de Aveline Kushi donde muestra la receta de la crema de arroz con miso: Aveline Kushi’s Complete Guide To Macrobiotic Cooking, publicado en 1985. Sólo existen ejemplares en inglés. Muestra una cocina macrobiótica sencilla, con recetas poco elaboradas y el uso de alimentos y condimentos comunes en la cultura japonesa. Su valor radica en que asienta los principios de la cocina macrobiótica que, a través de la obra de los estudiantes de los Kushi, se adaptará a otras culturas.

Publicado el

Té de umeboshi

Aveline Kushi recomienda la bebida o té de umeboshi para llevar mejor el calor del verano, ya que enfría el cuerpo.

Escribe:

El té de umeboshi tiene un sabor ácido agradable. Ayuda a enfriar el cuerpo en verano y a prevenir la pérdida de minerales a través del sudor.

Para preparar el té de umeboshi necesitarás 2 ó 3 ciruelas umeboshi, con hueso incluido, y 1 litro de agua. Hierve las ciruelas a fuego lento de 20 a 30 minutos.

En verano se sirve normalmente frío, aunque también lo puedes tomar caliente si lo prefieres.


NOTAS

Receta extraída del libro Aveline Kushi’s Complete Guide To Macrobiotic Cooking. Escrito por Aveline Kushi y Alex Jack en 1985.

Publicado el

Cocina según las estaciones

cocina estacional macrobiótica

En uno de los primeros cursos de macrobiótica recuerdo haber oído: “Debes comer según la estación en la que te encuentres”. Segundos después pensé: “Sí, vale, lo veo lógico, pero… ¿cómo lo hago?”

Si has estado toda la vida comiendo de la misma manera en invierno que en verano, aquí te propongo una herramienta que te permitirá adaptarte a la estación en la que te encuentras.

A esta herramienta la he llamado: La adaptación estacional de 4 pasos.

PASO 1: CUÁNTO DE ANIMAL

La primera diferencia que haría si quiero adaptar mi alimentación a las estaciones sería esta:

En los meses fríos ⇒ Más alimentos de procedencia animal

En los meses calurosos ⇒ Menos alimentos de procedencia animal

Su tu alimentación sigue una macrobiótica amplia, aquella que siguen los pueblos más longevos del mundo, seguramente incluye varios alimentos de origen animal (carne, pescado, aves, huevos, lácteos y otros). Todos estos alimentos deberían predominar en los meses fríos, mientras que deben reducirse en los calurosos.

Si sigues la macrobiótica de Michio Kushi sólo puedes jugar con el pescado. En ese caso toma más pescado en los meses fríos.

PASO 2: CUÁNTO DE CRUDO

Sabemos por la macrobiótica que los alimentos crudos enfrían el organismo. Así, de forma natural, solemos comer más frutas y ensaladas en verano que en invierno.

Simplemente hay que darse cuenta de este hecho y aplicarlo conscientemente.

PASO 3: CÓMO COCINO

Este paso es una versión refinada del anterior. Un alimento puede estar crudo, cocinado muy ligeramente, cocinado ligeramente, cocinado, muy cocinado…

En las estaciones calurosas nos inclinaremos por métodos de cocción ligeros, mientras que en las estaciones frías por métodos de cocción más largos e intensos.

Aveline Kushi nos da algunas pistas:

  • Invierno: Fritos, tempura, salteado largo o kinpira, estofados de cereales, legumbres, seitán y verduras, más jengibre, más sal, miso y tamari.
  • Primavera: añadir algunos crudos, horneado corto, empezar con el vapor, salteado corto, menos sal, fermentados de menos tiempo, ensaladas prensadas o hervidas en vez de más frutas.
  • Verano: alimentos crudos, marinados, ensaladas prensadas, ensaladas de verduras hervidas, frutas locales, vapor, salteado corto, platos templados o fríos, menos condimentos fuertes.
  • Otoño: Empezar con los potajes de legumbres, alimentos fritos, estofados con cereales, método nishime, salteado largo o kinpira, un poco más de sal y aceite, reducir lo crudo.

PASO 4: QUÉ ALIMENTOS UTILIZO

El ser humano es capaz de vivir en cualquier parte del planeta porque es capaz de comer lo que allí crece y se cría. El comer alimentos autóctonos, a parte de ser más sostenible, provoca en nuestro organismo adaptaciones que nos permiten lidiar eficientemente con las condiciones del entorno, lo que significa tener más salud y tener más energía.

¿Qué alimentos crecen de forma natural en invierno en el lugar donde vives? ¿Y en verano? ¿En Otoño? ¿Primavera?

Utiliza más alimentos estacionales para indicarle a tu organismo en que estación te encuentras.

UN EJEMPLO

Montse Bradford nos ofrece una receta que podemos adaptar fácilmente a las estaciones. La versión que veréis en el vídeo es una versión intermedia, ni para mucho calor ni para mucho frío. Tras el vídeo propongo las adaptaciones correspondientes.

Para los meses más fríos se puede incorporar a la receta pollo, o bien utilizar un caldo que se haya preparado previamente con algunas verduras y gallina u otros huesos. También se le puede añadir pimienta o jengibre.

Para los meses más calurosos a la receta del vídeo podemos quitarle la cebada y reducir la cantidad de aceite. Añadimos casi al final maíz dulce y unos germinados como aderezo.


NOTAS

  1. La imagen del post y las adaptaciones para cada estación del paso 3 pertenecen al libro de Aveline Kushi,  Aveline Kushi’s Complete Guide To Macrobiotic Cooking (1985). New York: Grand Central Life & Style.
  2. La receta del vídeo es una adaptación de la receta “Estofado de cebada”, que aparece en el libro de M. Bradford,  La nueva cocina energética (1999). Barcelona: Océano.
Publicado el

Sopa de corazones de alcachofa

La macrobiótica amplia es aquella que se ocupa de las prácticas de los pueblos que más viven en el mundo. En el Mediterráneo tenemos dos zonas donde la longevidad está por encima de la media. Uno de ellos es la región de Barbagia, en Cerdeña.

Desde Cerdeña nos llega esta receta. Para su preparación vamos a necesitar:

(Estos ingredientes dan para 4 raciones)

  • Aceite de oliva, 3 cdas.
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 2 ajos
  • 350 g de corazones de alcachofa (en la verdulería debemos pedir 1 Kg)
  • 5oo g de tomates
  • 1 litro de agua
  • 1-2 cdtas de sal

Elaboración:

  1. Saltear la cebolla, después el ajo y poco después la alcahofa
  2. Añadir los tomates, el agua, la sal y cocinar 20 minutos.

Es una sopa suave y ligera, ideal para quien esté realizando una dieta para rebajar excesos. Las alcachofas y los tomates le dan ese toque depurativo.

Sobre los tomates

Los tomates están prohibidos en la macrobiótica de Michio Kushi por considerarse demasiado yin. Desde mi punto de vista, los tomates estarían contraindicados en caso de tener siempre frío, bajo peso, bajo metabolismo, anemia,… en ese caso los tomates contribuyen a enfriar más el cuerpo y debilitarlo.

No pasa nada si tomamos tomates cuando nuestra condición es buena, incluso a veces sería un remedio perfecto para personas con exceso de calor corporal o aquellas que han tomado mucha carne en el pasado. También nos ayuda a llevar mejor el calor del verano. Mejor maduros. Más sobre los tomates en Tomates en macrobiótica.

Nota: Receta extraída y adaptada del libro de Viktorija Todorovska, The Sardinian Cookbook. The Cooking and Culture of a Mediterranean Island (2013).

Publicado el

Ya está disponible el curso Cocina Cereales

 

MBM Cocina Cereales – Michio Kushi from Macrobiótica Mediterránea on Vimeo.

Pincha aquí si no ves el vídeo.

Hoy por fin se lanza el curso Cocina Cereales, el nuevo curso de Macrobiótica Mediterránea que te enseñará a cocinar todos los cereales en su forma básica.

Tras años de consulta me he dado cuenta que la mayoría de las personas no saben nada acerca de los cereales auténticos, los cereales venidos de las plantas, los cereales en grano. Nacemos pensando que los cereales son esos alimentos que vienen en cajas de colores y están dirigidos a los desayunos de los más pequeños. Pero los cereales de los que se habla en las películas de romanos o  en Juego de Tronos no son los Kellogs, sino los granos que obtenemos de las plantas y que cocemos con agua. Esos cereales nos proporcionan energía, fibra y multitud de nutrientes (los tres grandes: carbohidratos , proteínas y grasas) si los granos son auténticos granos integrales.

Consultas de 1 hora  de duranción no son suficientes para enseñarle a alguien que parte de cero qué son y cómo cocinar los cereales integrales en grano. Es necesario más tiempo e información para poder cambiar nuestros hábitos alimenticios e incorporar en nuestra dieta un alimento del que no hemos oído hablar nunca. Por ello el curso incluye:

50 páginas de texto creadas exclusivamente para Cocina Cereales

30 minutos de vídeo, todos los pasos para la cocina básica de los cereales

¿Qué quiero decir con la COCINA BÁSICA DE LOS CEREALES? Dominar lo básico e imprescindible para avanzar posteriormente en los detalles. Es algo que estoy comprobando recientemente en el gimnasio, donde dominar muy bien 4-5 ejercicios te permite el  mayor progreso en los meses posteriores. La misma filosofía he querido aplicar a la hora de crear este curso. Quiero que domines muy bien lo básico de los cereales, que no tengas dudas a la hora de diferenciarlos, de saber qué son, de conocer las diferencias entre ellos o con qué propósitos puedes utilizar cada uno de ellos. Eso es lo que quiere decir con la cocina BÁSICA de los cereales. Los conocimientos que obtengas en el curso te permitirán incorporar los cereales a recetas típicas o a interpretar las recetas de los libros con mayor exactitud.

Si crees que el curso puede ser para ti solo tienes que ir a la página COCINA CEREALES de Macrobiótica Mediterránea y pedir tu curso. En ese momento tendrás acceso a los contenidos del curso repartidos en

10 días

Son 10 días porque de esta manera los contenidos de los primeros días te permitirán asimilar y dominar mejor los contenidos de los días posteriores. Es una progresión didáctica pensada para aumentar tus probabilidades de éxito. Aún así, tú puedes llevar el ritmo que te permita el trabajo, la familia y otras ocupaciones, ya que el acceso a los contenidos es de por vida, pudiendo volver a verlos en el momento que te apetezca. Además, si apareciesen nuevas versiones del curso…

Tendrás futuras actualizaciones del curso de forma gratuita

Participa en esta primera entrega del Curso Cocina Cereales. Hoy mismo se abre el período de compra, con una promoción de lanzamiento de

19,95 € para los 100 primeros

El plazo para la compra de Cocina Cereales (1ª edición)

se cerrará el 31 de Diciembre 2016 a las 23:59 hrs.

Cambia tu cocina, cambia tu vida. Cocina Cereales