Publicado el

Entrevista con Federico Marro, cocinero, consultor y viajero macrobiótico

macrobiotica entrevista

 

La macrobiótica no tiene dueños. Puede ser propiedad de hippies y alternativos o de gente con dinero y bien posicionados. La suerte es que la naturaleza no hace distinciones y los beneficios los da a unos y otros.

En mi viaje por el mundo de la macrobiótica he coincidido con personas únicas, que me han aportado conocimientos, entendimientos y formas de vivir la macrobiótica que han configurado lo que constituye hoy mis enseñanzas. Entre estas personas se encuentra Federico Marro, un italiano afincado ahora en la Costa Blanca, y que lleva a sus espaldas más de 12.120 kilómetros de ruta macrobiótica, sin contar el viaje de vuelta. Hace unos días tuve la suerte de reunirme con él y disfrutar de sus historias a lo largo y ancho del planeta. Federico contestó a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo empezaste en la macrobiótica?
  2. ¿Notaste algún cambio cuando empezaste a comer de forma macrobiótica?
  3. ¿Cómo reaccionaron los de tu alrededor, familia y amigos?
  4. ¿Cómo ha sido el camino que seguiste tras ese primer contacto con la macrobiótica? ¿En qué escuelas has estado?
  5. ¿Qué es la macrobiótica para ti?
  6. ¿Hay algún profesor o consultor de macrobiótica que recuerdas en especial?
  7. A veces hablo de la macrobiótica tradicional y la macrobiótica moderna… ¿Crees que es útil hacer esa distinción?
  8. ¿Qué cambiarías de la macrobiótica?
  9. ¿Qué le dirías a alguien que simplemente quiere comer un poco más sano, perder algo de peso o tener más energía y está considerado la macrobiótica como una opción?
  10. ¿Cómo es un día normal en la vida de Federico Marro?

A continuación puedes escuchar la entrevista mantenida con él. Más abajo encontrarás información complementaria.

MACROBIÓTICA ZEN o EL ZEN MACROBIÓTICO

El zen macrobiótico es el primer libro que Federico leyó sobre macrobiótica. Su primera lectura fue casi un jeroglífico para él, pues estaba lleno de ingredientes que desconocía. Para saber más acerca del libro puedes pinchar en él y te llevará a un post escrito sobre el mismo.

CUISINE ET SANTÉ

Cuisine et Santé es una escuela de macrobiótica localizada en el sur de Francia, en un pueblecito llamado Saint Gaudens, a noventa kilómetros al sur de Toulouse. Esta escuela fue fundada por René Lévy, estudiante de George Ohsawa. Constituye el primer centro en el que Federico estudia la macrobiótica en profundidad.

ONE WORLD CAMP

One World Camp es el nombre que reciben una serie de campamentos en los que se difunden las enseñanzas macrobióticas. Se organizan en varios países como por ejemplo Inglaterra, Portugal, Italia o España. Normalmente en verano. Aparte de servir comida macrobiótica también se ofrecen charlas y actividades que promueven la salud y el bienestar. En ellos Federico conoció a la persona que le acabaría llevando a su actual centro de trabajo.

INSTITUTO MACROBIÓTICO DE PORTUGAL

El Instituto Macrobiótico de Portugal está dirigido por Francisco Varatojo, consultor macrobiótico de renombrado prestigio internacional. Profesor incansable y carismático, que participa en numerosos cursos de formación tanto en España como fuera de ella. Federico estudia en este instituto “los niveles” o formación macrobiótica oficial.

IONIA, COMUNIDAD MACROBIÓTICA EN ALASKA

Ionia es una comunidad macrobiótica en Alaska, o mejor dicho, una comunidad que busca otra forma de vivir a la convencional, en sintonía con el medio ambiente, y en esa búsqueda se utiliza la macrobiótica. Federico pasa allí una temporada como voluntario donde no sólo aprende de alimentación sino sobre una nueva forma de estar en el mundo.

SHA WELLNESS CLINIC

Sha Wellness Clinic es el lugar de trabajo de Federico Marro en el momento en que se realiza esta entrevista. Sha es una clínica del bienestar ubicada cerca de Altea, donde se utilizan algunos de los principios de la macrobiótica como base para diseñar un tipo de nutrición saludable, alejada de las versiones antiguas y poco flexibles, y acercándola a un estilo más mediterráneo y gourmet.

Publicado el

Aprende macrobiótica en ESMACA

ESMACA escuela catalana de macrobiótica

Cuando empecé a estudiar macrobiótica enseguida di con un problema: muchos cursos de iniciación pero pocos para profundizar. Aquello me obligó a hacer las maletas y cruzar fronteras.

¿Ha cambiado el panorama español de la macrobiótica desde entonces? ¿Tiene uno que seguir viajando si quiere aprender los detalles?

En la entrada de hoy me gustaría presentaros de la mano de  Daniel Mayor, consultor macrobiótico con amplia experiencia, una nueva oportunidad para aprender más macrobiótica en España.  Dani comenzó en Valencia su labor como consultor macrobiótico y profesor de shiatsu y recientemente se ha mudado a Barcelona con la intención consolidar el proyecto de la escuela de macrobiótica ESMACA.  Junto a su socia Joana Palmero, también consultora macrobiótica, licenciada en Medicina Tradicional China y Life Coach, se ha propuesto poner la macrobiótica al alcance de todos.

Aquí os dejo la entrevista:

MARIO:  Hola Dani, ¿qué tal estás? ¿Cómo has llevado la mudanza a Barcelona?

DANI: ¡Pues ha ido mejor de lo que esperaba! Joana me ha ayudado mucho a establecerme y Barcelona es una ciudad maravillosa que te acoge rápidamente. Lo más difícil ha sido dejar Altea, donde estaba desarrollando mi trabajo hasta ahora, pero guardo un buen recuerdo de todas las personas y momentos que he pasado allí. Ahora ha llegado una nueva etapa a mi vida con ESMACA y estoy muy feliz de estar en este proyecto que lleva el estilo de vida macrobiótico a tantas personas.

MARIO: Muchos de mis lectores me preguntan qué hacer para aprender macrobiótica en profundidad. Hoy en día, en España, puedes introducirte a la macrobiótica de diversas formas (libros, cursos en herboristerías, estancias de fin de semana, etc.) pero sigue siendo complicado encontrar los medios que nos permitan adquirir conocimientos profundos sobre el tema. ¿Responde la escuela ESMACA a esta necesidad?

DANI: Pues sí Mario, esta era una de las inquietudes que tuvo Joana cuando me propuso abrir la escuela hace dos años. En Barcelona existen muchos cursos cortos sobre macrobiótica, pero no existía ninguna formación continua, donde poder ampliar e ir más allá de una introducción a este estilo de vida. ESMACA cubre esa necesidad, sin dejar de lado a aquellas personas que simplemente se quieran introducir. Ofrecemos formación en tres niveles de tres años de duración, pero también damos cursos de introducción a la macrobiótica para que las personas que no la conozcan la puedan poner en práctica desde que salen de clase.

MARIO: ¿Quién imparte los cursos? ¿De dónde vienen los profesores?

DANI: Tenemos un equipo de profesores de diferentes partes del mundo, desde distintos puntos de España hasta profesores de Kushi Institute de Boston. Nuestra filosofía es que  nuestros estudiantes se puedan nutrir de diferentes puntos de vista. Edward Esko, Bill Tara, Alf Mota e Irene García son ahora nuestro equipo titular, pero iremos incorporando nuevos profesores a la formación.

MARIO: ¿Qué podemos aprender en ESMACA? ¿Podrías ponernos algún ejemplo de cómo utilizar los contenidos de los cursos a nuestra vida diaria?

DANI: Pues en ESMACA se pueden aprender muchas cosas. Para aquellos que se quieran introducir a la alimentación saludable tenemos talleres muy interesantes donde se aprende a cocinar con las algas, con las proteínas vegetales, cómo hacer desayunos energéticos, etc. Uno muy bueno para los ya iniciados en la macrobiótica es el taller de fermentos, donde se enseña a hacer productos como tempeh, natto y amasake.

>> Los que quieran introducirse en la macrobiótica tenemos nuestra formación en macrobiótica. Si solamente se quiere una introducción, el ciclo 1 de macrobiótica es nuestro curso estrella, en dos fines de semana las personas aprenden rápidamente los principios de la macrobiótica y se lo pueden llevar a casa, aprenden viendo cocinar los platos y también cocinando ellos mismos las recetas propuestas.

>> Para aquellos que quieran profundizar en la macrobiótica tenemos los ciclos 2 y 3, que forman parte del nivel 1 de macrobiótica, aquí explicamos más en profundidad en qué consisten las bases de la macrobiótica, el yin y el yang, las 5 transformaciones, diagnóstico facial, etc. y a nivel de cocina se aprende a cocinar para las 4 estaciones, se ve cómo hacer recetas para personas enfermas e incluso hay un seminario fantástico de cocina gastronómica donde se descubren platos deliciosos y muy saludables. Cuando se acaba el nivel 1 nuestros alumnos nos cuentan que entienden muy bien cómo adecuar sus necesidades diarias a la cocina, para ellos y para sus familiares.

>> Para las personas que quieran conocer la parte más medicinal de la macrobiótica tenemos los niveles 2 y 3. En ellos se aprende exhaustivamente cómo aplicar la macrobiótica a la salud, desde la parte física y emocional de las 5 transformaciones, se profundiza más en el diagnóstico, se complementa la macrobiótica con conceptos de Medicina Tradicional China para entender mejor cómo se produce la enfermedad, etc. Al final del nivel 2 los alumnos se convierten en Health Assistants, personas que saben cómo ayudar a las personas enfermas en su camino a la salud, de la mano de un consultor macrobiótico. Para aquellos que quieran dedicarse profesionalmente a la labor de consultor, el nivel 3 les proporciona las herramientas necesarias, no sólo a nivel de macrobiótica, sino también a cómo trabajar con pacientes, para ello usamos técnicas de coaching que ayudan en la consulta.

>> Y para aquellos que quieren temas muy concretos, tenemos diferentes monográficos muy interesantes; un curso de repostería para relamerse de gusto sin usar azúcar, lácteos ni huevos. Un curso llamado DETOX para depurar y eliminar peso de forma equilibrada y saludable. También un curso para las mujeres, cómo mejorar su salud desde el lado femenino.

[Pincha en el mapa para ver los diferentes cursos que ofrece ESMACA]

MARIO: ¿Qué le recomendarías a alguien que no sabe nada de macrobiótica pero que le gustaría aprender? ¿Y a quien ya sabe algo y le gustaría profundizar?

DANI: Pues le recomendaría que se apuntara a un curso, hay diferentes escuelas y personas que dan cursos a lo largo de España. En mi experiencia empecé leyendo libros pero no acababa de entender cómo realmente funcionaba la macrobiótica. Una inversión a corto plazo puede dar resultados impresionantes.

>> Y para aquellos que ya saben y quieren profundizar lo mismo, estudiar en una escuela macrobiótica. Ya no sólamente tiene que ver con lo que aprendes de los profesores, es la experiencia de compartir con otros alumnos lo que al final te hace avanzar.

MARIO: Desde el blog intento promover una macrobiótica flexible y animo a la gente a modificar recomendaciones de la macrobiótica tradicional si estas no encajan con su experiencia, al fin y al cabo la macrobiótica trata del equilibrio. ¿Qué elementos de la macrobiótica tradicional no han encajado en tu experiencia personal?

DANI: Pues principalmente las prácticas que son inviables en nuestra vida moderna, donde el tiempo para cocinar es limitado y la gente no tiene tiempo para determinadas cosas. Respeto a aquellos que enseñan la macrobiótica de esta manera, pero pienso que para hacerlo de esta manera tendríamos que vivir en una casa de campo….. Se puede vivir desde el equilibrio y jugar con el yin y el yang perfectamente en las ciudades y con otro tipo de prácticas. En la escuela promovemos este tipo de macrobiótica para los tiempos modernos, estamos ayudando a muchas personas con resultados fantásticos y están muy contentos con la vida que llevan ahora.

MARIO: Si alguien nos está leyendo y quisiera más información ¿dónde acudir?

DANI: Pues se puede poner en contacto con nosotros por email a info@esmaca.cat y estaremos encantados en ofrecerle la información que necesite sobre nosotros.

MARIO: Dani, muchas gracias por el tiempo que nos has dedicado y mucha suerte en vuestro proyecto.

DANI: Gracias a ti Mario, un abrazo.

Publicado el

La macrobiótica según John Kozinski

“Date algo de tiempo, de 6 a 9 meses,  y entonces conocerás la verdad del asunto”

John Kozinski

Hoy conoceremos al consultor macrobiótico John Kozinski. Para ello nos serviremos de una entrevista realizada en 2009 por The Macrobiotic Guide, una página web que desde 1998 sirve de ayuda a todo aquel que esté interesado en la macrobiótica. Hablaremos de esta página más extensamente en futuras entradas, ahora dejo paso  al video de la entrevista seguido de su transcripción (no literal en algunos de los pasajes para facilitar su lectura).

JK [John Kozinski]: Hola mi nombre es John Kozinski, soy profesor de macrobiótica y consultor. Viajo por los EEUU y enseño en el Instituto Kushi. He estado pasando consulta durante los últimos 30 años. Empecé con la macrobiótica hace 35 años. No tenía problemas de salud,  sólo estaba interesado en el desarrollo personal. Leí un libro de George Ohsawa y 2 meses después conocí a Michio Kushi. Desde entonces he estado estudiando junto a él. Empecé a estudiar el camino de la macrobiótica de muchas maneras hace 30 años; pasando consulta y enseñando. He estado siempre enseñando en el Instituto Kushi pero también viajo alrededor de EEUU… Chicago, New York, Connecticut, a veces a nuevos lugares.

TMG [The Macrobiotics Guide]: ¿Cómo ha cambiado la macrobiótica desde que tú empezaste?

JK: Lo que yo he entendido por macrobiótica ha ido cambiando. Al principio estaba más centrado en la filosofía y algo en la salud, posteriormente se ha centrado en la salud. Y creo que ahora mis enseñanzas continúan evolucionando a medida que compruebo lo que funciona para la gente y lo que no funciona. Creo que al principio fui un poco idealístico o ideológico acerca de lo que la gente necesitaba, pero ahora me he vuelto más práctico para entender lo que la gente necesita en cuanto a su dieta y su salud, y básicamente cómo hacerlo en la sociedad moderna. Pienso que el principal cambio es comprender que  la macrobiótica es la forma tradicional de alimentarse y de vivir, lo cual es a veces muy diferente a como se nos presenta. Nosotros tenemos que hacer que esa forma tradicional de vivir se ajuste a los tiempos modernos y a las condiciones modernas.

TMG:  ¿Cuáles son los retos para la macrobiótica?

JK: Los retos, por supuesto, son cosas simples como el cocinar. Es también cómo entender y cómo aplicar la macrobiótica. Una de las cosas que he visto a lo largo de los años es que la gente piensa que hay una dieta macrobiótica y un estilo de vida macrobiótico, cuando la idea original era que existía una aproximación macrobiótica a la dieta y una aproximación macrobiótica al estilo de vida. Pienso que la gente ha olvidado eso y la gente quiere usar una fórmula pero la fórmula no funciona para la gente, especialmente para la gente que vive en los tiempos modernos. Por tanto, tenemos que ser capaces de enseñar maneras prácticas de cocinar más naturalmente y entender el equilibrio.

TMG: ¿Qué importancia tiene la intuición?

JK: Pienso que la intuición y la lógica son polos yin-yang, por lo tanto tú tienes que usar tu intuición y entonces si tu intución no es correcta tienes que usar tu lógica. Pero creo que lo que es necesario es un mejor entendimiento de los principios del equilibrio, y cómo aplicar cosas como la nutrición, la comida, la energía vital y el estilo de vida. La gente puede usar una buena aproximación lógica y también una aproximación intuitiva, pienso que intuición y lógica son dos polos que nos sirven, pero confiar sólo en tus sensaciones a veces no funciona. Confiar en tu intelecto a veces tampoco funciona. Tú tienes que usar los dos. Pienso que conforme enseñemos mejor los principios del equilibrio, la gente lo entenderá mejor. Los principios del equilibrio se aplicarán para entender mejor la nutrición moderna, que no es a menudo bien entendida. Ha habido momentos en los que la gente ha practicado un estilo de alimentación macrobiótico muy simple, algunos de forma muy rígida, lo que ha llevado a una alimentación deficiente de ciertos nutrientes tras periodos iniciales. Por tanto, nosotros tenemos que entender la nutrición moderna desde los princpios del equilibrio, lo que pienso que es una nueva área.

TMG: ¿Cómo de importante es la medicina china en la macrobiótica?

JK: La medicina china es macrobiótica desde mi punto de vista. La macrobiótica no es japonesa, pero la macrobiótica fue practicada en Japón, en China, en Asia, en India. La medicina tradicional china pienso que es una aproximación macrobiótica, porque para mi una aproximación macrobiótica es una aproximación que utiliza los principios del equilibrio. Por tanto, hay un uso de cosas que vienen de China pero nosotros hemos de actualizarlas. El uso de las plantas medicinales puede ser muy útil pero si la persona sabe usarlas en una forma práctica aplicando los principios del equilibrio. Yo lo he usado un poco y lo he recomendado a otra gente. Hay un lugar para las plantas medicinales, lo ha habido desde hace tiempo. La macrobiótica original, antes de George Ohsawa, y había una macrobiótica antes de George Ohsawa, usaba plantas medicinales; usaba tes, plantas locales,… por tanto pienso que puede ser algo que puede aplicarse, ciertas personas lo están haciendo, lo podemos usar. Yo lo llamo macrobiótica tracicional, macrobiótica asiática. La medicina china era originalmente una medicina macrobiótica.

TMG: ¿Qué importancia tiene la práctica espiritual o conectar con el corazón?

JK: Bien, de nuevo depende de cómo definas la práctica espiritual. Hay gente que lo define como algo muy alejado de este mundo… lo que haces en un monasterio. Una de las cosas que aprendí de Michio Kushi años atrás es que todo es espíritu, todo tiene una cierta esencia, energía o vitalidad. Mucha gente piensa que la espirtualidad te conecta con algo que es más grande que uno mismo y pienso que es importante para la gente hacer una práctica que le conecte con algo que va más allá de ellos mismos y que cambie sus vidas día a día. Sentir tu corazón es para mi algo similar a seguir tu intuición. Es el sentido más profundo de hacer lo que tienes que hacer e ir donde tienes que ir. Me he dado cuenta, y eso lo hemos visto a menudo en las clases, que la gente cuando come mejor y vive saludablemente empieza a estar en contacto con algo dentro de ellos que les guía. Muchas veces hay prácticas útiles para ello como la meditación, otras veces las prácticas organizadas de la religión también pueden ayudar pero depende de la persona.

TMG: ¿Qué crees que NO es macrobiótica?

JK: No ser macrobiótico es no aplicar los principios del equilibrio. La gente intuitivamente puede ser macrobiótico, pero pienso que por ejemplo comer azúcar blanco y otros productos refinados no es macrobiótico si predominan en nuestra dieta diaria. La macrobiótica se basa en los principios del equilibrio y los principios del equilibrio significa que la parte central de nuestra dieta son los cereales y las verduras.

Si vuelves a a las culturas longevas estudiadas en Ecuador, Okinawa,… tienen un sentido intuitivo del equilibrio. [Para saber más acerca de la relación entre longevidad y macrobiótica puedes mirar la entrada “Longevidad, consecuencia de una vida macrobiótica“]. En culturas como China, Japón, India, hablan acerca de la longevidad. Para mi es otra definición de macrobiótica: el camino de la longevidad. Por tanto, no ser  macrobiótico es no aplicar los principios del equilibrio. Ello no significa que no puedas tocar algo que no es natural, sólo significa que si aplicas los principios del equilibrio comerás mayormente comida natural con un cierto sentido de equilibrio. Por supuesto, estamos trabajando en ello, por eso decimos que practicamos macrobiótica, no llegamos a la perfección sólo practicamos.

TMG: Un último consejo para la gente que empieza.

JK: Para la gente nueva sugeriría que encuentren algunas guías en algún libro, consultor o profesor para experimentar esto porque entonces puedes experimentar sus beneficios. Para algunas personas las guías de algunos libros podrían ser muy estrictas, quizás necesiten otros alimentos más ricos, incluido más pescado y grasas, pero la dieta básica estará formada por cereales, verduras, legumbres y una pequeña cantidad de otros alimentos como pescado, fruta, frutos secos y semillas. Date algo de tiempo, de 6 a 9 meses, y entonces conocerás la verdad del asunto. Es útil entender como funciona, pero para mi no es más importante que su experiencia.

Para más información sobre John Kozinski puedes visitar su web: macrobiotic.com

Publicado el

Alimentación anticáncer, entrevista a Odile Fernández

Odile Fernández entrevista para Macrobiótica
La doctora Odile Fernández considera que una dieta macrobiótica tiene mucho que aportar en el tratamiento contra el cáncer

El último fin de semana de junio se llevó a cabo el I Congreso de Nutrición Consciente, celebrado en la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde la macrobiótica fue mencionada repetidamente. Durante dos días varios ponentes expusieron sus puntos de vista acerca de cómo la alimentación influye en numerosos aspectos del ser humano. Uno de esos aspectos fue la génesis y desarollo de la enfermedad. ¿Cómo influye lo que comemos a la hora de desarrollar una enfermedad? ¿Cómo puede inlfuir en su recuperación?

Entre las enfermedades que nos aquejan hoy en día destaca al cáncer. El número de casos va en aumento, y cada vez es más común tener a algún familiar o conocido con este diagnóstico. Para conocer un poco más entre la relación cáncer y alimentación, y si existe algún tipo de alimentación anticáncer,  hoy vamos a hablar con uno de los ponentes que participó en el I Congreso de Nutrición Consciente.

Os presento a Odile Fernández. Odile es una mujer de 34 años, médico de familia y madre un niño que en las charlas observa inquieto como su madre habla a un montón de gente. Odile fue diagnosticada de cáncer de ovario con metástasis en 2010. Tras el shock que supuso la noticia de su diagnóstico comenzó a buscar toda la información referente a la relación cáncer-alimentación. Su formación en medicina supuso una gran ayuda para tal empresa. Descubrió que existe una íntima relación entre el cáncer y una alimentación deficiente -relación ampliamente documentada por estudios científicos- pero al mismo tiempo se dio cuenta que la alimentación apenas se tenía en cuenta en el tratamiento convencional. Tras el tercer ciclo de quimioterapia y cuidando al máximo la alimentación, el cáncer había desaparecido. El deseo de Odile de compartir lo aprendido la llevó a crear su página web Mis recetas anticáncer así como a impartir talleres y conferencias sobre el tema, actividades que compagina con su trabajo como médico de familia.

Después de esta breve presentación pasemos a darle la bienvenida a Odile Fernández a Macrobiótica Mediterránea.

MARIO:  Hola Odile, me encantó oirte hablar durante el I Congreso de Nutrición Consciente en Elche y por esa razón consideré oportuno compartir con mis lectores algo de ti, por eso esta entrevista. Durante tu ponencia todos los asistentes estuvieron atentos y las preguntas surgían sin parar ¿Es así allá dónde vas?

ODILE:  Síiiiii. Es un tema que suscita muchas preguntas, pues en general estamos muy desinformados sobre cual es la alimentación anticáncer y procáncer. A mí me encanta que me hagan preguntas, pues eso significa que ha llegado el mensaje. Y cuando algo te llega te surgen múltiples dudas.

MARIO: Tu experiencia con el cáncer te ha llevado a formarte sobre un tema que hoy en día parece estar descuidado en el tratamiento convencional: la dieta. ¿Qué consejos puede esperar una persona con cáncer de su oncólogo? ¿Recomendarías ir más allá de lo que le recomiende su médico? Y en ese caso ¿dónde acudir para profundizar en el tema del cáncer-alimentación?

ODILE:  En general, los oncólogos cuando un paciente les pregunta qué puedo comer para curar la respuesta es: “Come lo que quieras”. Y no, esto no es así, no puedes comer lo que quieras. Hay muchos alimentos que estimulan el crecimiento del cáncer y otros muchos que ayudan a curarlo. Si los oncólogos informaran a sus pacientes los tratamientos se tolerarían mejor y serian más efectivos. Pero unas veces por desconocimiento y otras por falta de tiempo los oncólogos no dicen nada y los enfermos interesados deben estar peregrinando en busca de información.

>> Cuando yo tuve mi cáncer e intenté buscar información ví que había muy pocas cosas publicadas y en muchas ocasiones eran poco científicas. En internet por ejemplo muchas veces la información que encontramos está sesgada y en otras ocasiones es totalmente incierta. Lo mejor es buscar en pub med, que es la base de artículos científicos más completa que existe. Pero cuando tienes cáncer no tienes tiempo de sumergirte entre tanto texto. Necesitas algo rápido y práctico.

>> Una vez superado el cáncer decidí escribir la guía que a mi me habría gustado que me diesen en el momento que me dijeron que tenía cáncer. He intentado escribir un libro práctico, claro y sencillo que resuma cual es la alimentación anticáncer.

alimentacion anticancer entrevista para macrobiótica
“Alimentación Anticáncer” nos ayuda a adecuar la alimentación en caso de padecer cáncer. Muchos de sus puntos coinciden con las recomendaciones de la macrobiótica

MARIO:  El diagnóstico de un cáncer es un mazazo que puede llevar a cualquier persona a la resignación. Aparte de la gravedad de la enfermedad también existe un estigma social que aún acentúa más el miedo al cáncer. Desde tu experiencia ¿qué aconsejarías a una persona a la que le acaban de diagnosticar un cáncer?

ODILE:  Lo primero que haría es darle un abrazo. Después le diría que el cáncer no es una sentencia de muerte, es una prueba más en la vida y una oportunidad de crecimiento y conocimiento personal. Es el momento de cambiar nuestra alimentación, nuestros hábitos de vida y la forma de relacionarnos con nosotros y con los demás. Es el momento de disfrutar de los pequeños momentos de la vida, rodearnos de amor y mantener una actitud muy positiva

MARIO:  Entre todos los factores a los que tenemos que prestar atención cuando se nos diagnostica un cáncer está la alimentación que te has ocupado de desarrollar diseñando las charlas, los talleres y escribiendo tu libro titulado “Alimentación anticáncer“. ¿Qué información podemos encontrar en tu web? ¿Qué podemos aprender en tus charlas y talleres? ¿Qué tengo que hacer si quiero conseguir el libro “Alimentación anticáncer”?

ODILE:  En Mis Recetas Anticáncer se habla mucho de alimentación, de cuales son los alimentos anti y procáncer y como debemos preparar esos alimentos a través de ricas recetas, pero también hablamos de emociones, de ejercicio físico… Tanto en el blog, como en los talleres y en el libro pretendo contar cuales han sido mis recetas anticáncer para superar la enfermedad pero siempre desde una base científica.

>> Si quieres un ejemplar del libro o asistir a un taller no tienes más que ponerte en contacto conmigo a través del email info@misrecetasanticancer.com

MARIO:  Como sabes, desde este blog defendemos una dieta y estilo de vida macrobiótica. Utilizamos la palabra “macrobiótica” en el sentido de una dieta natural, ajustada a las características de nuestro sistema digestivo, que favorezca nuestra adaptación al medio y una vida longeva. Por un lado se reduce o evita el consumo de alimentos procesados, aditivos y productos refinados, y por otro lado se favorece el consumo de cereales en grano, legumbres, verduras, semillas y frutos secos. En este sentido ¿qué crees que podría aportar la macrobiótica al tratamiento del cáncer? ¿La crees compatible con lo expuesto en tu libro?

ODILE:  Macrobiótica es un estilo de vida y alimentación muy adecuado para las personas con cáncer. Lo primero que propone macrobiótica es recuperar el equilibrio perdido para así sanar la enfermedad y creo que esto es muy importante. Además macrobiótica propone eliminar todos los alimentos cancerígenos como azúcar, alimentos refinados y procesados y eso es muy importante. Después añade algas, setas, vegetales… todos ellos reconocidos alimentos anticáncer.

>> Sólo difiero con macrobiótica en algunos aspectos. Creo que es necesario aportar más crudos a la dieta y eliminar la soja, salvo su forma fermentada.

MARIO:   Se nos acaba el espacio en esta entrada, así que vamos con la última pregunta. Lo que nos cuentas es muy interesante y abre el apetito para más, por eso para acabar me gustaría preguntarte si existiría la posibilidad de que vinieses a Elche a impartir uno de tus talleres.

ODILE:  Claro que sí. Yo encantada de ir a impartir un taller. Solo necesitamos sitio y fecha…. y gente interesada en aprender 🙂